Policía
Category: Sociales

Nuevo estudio de la Universidad de Harvard demuestra el peligro de una prolongada exposición a partículas finas contaminantes en el aire.

Deposito Cenizas Penuelas

Foto: Depósito de cenizas

GUAYAMA, Puerto Rico – Un nuevo estudio de la Universidad de Harvard en Estados Unidos demostró que una prolongada exposición a partículas finas, un componente de la contaminación del aire, está relacionada con una mayor probabilidad de morir por COVID-19. Esto de acuerdo con el grupo Resistencia contra la quema de Carbón y sus Cenizas tóxicas (Resistencia RCC).

De acuerdo con RCC, el estudio de Harvard muestra una asociación sorprendente entre la exposición a largo plazo de partículas finas nocivas, llamada PM 2.5, y la mortalidad por la pandemia COVID-19 en los Estados Unidos. La causa principal de la contaminación por PM 2.5 es la combustión de los motores de los automóviles y las centrales eléctricas de carbón o gas.

Rashmi Joglekar, miembro del equipo científico de Toxic Exposure and Health Program de la reconocida organización Earthjustice, comentó que diversos estudios siguen demostrando que la exposición a largo y corto plazo a contaminantes ambientales puede tener efectos devastadores en la salud humana.

“Ahora, más que nunca, es importante preservar reglas ambientales para proteger la salud de las comunidades de los efectos adversos de la contaminación tóxica, incluida la muerte ocasionada por la pandemia COVID-19”, añadió.

El grupo RCC afirma que en Puerto Rico, miles de personas viven cerca de la planta de carbón de la AES establecida en Guayama. Esta empresa ha sido identificada en el Inventario de Emisiones Tóxicas de la Agencia de Protección Ambiental federal (EPA por sus siglas en inglés), como fuente de emisiones tóxicas al aire en Guayama, y la segunda en todo el país.

El Dr. Ángel González, miembro del Comité de Salud Pública y Ambiental del Colegio de Cirujanos de Puerto Rico, resaltó el hecho de los graves efectos en la salud producidos por la contaminación de la carbonera AES.

“Varios estudios han comprobado una serie de condiciones causadas por las emisiones al aire y la montaña de cenizas que contamina aire y aguas subterráneas. Se ha comprobado que los vecinos tienen más enfermedad crónica pulmonar, afectación de su sistema de defensas y cánceres. Es sabido que esta son condiciones que aumentan la vulnerabilidad a infectarse con el coronavirus, además de empeorar su pronóstico”, aseguró el Dr. González.

El médico criticó las recientes directrices de la EPA que debilitan la implementación de las leyes de que protegen el aire y el agua.

“Aprovechándose del shock en que está la ciudadanía con la crisis de COVID-19, la EPA decretó que quedan en suspenso las reglas que limitan la cantidad de contaminantes que pueden emitir las centrales eléctricas. También las exime de tener que informar sobre la cantidad de contaminantes y de posibles multas. Es indignante que, con este nuevo decreto, nuestros hermanos y hermanas de Guayama estén aún más expuestos por el afán de enriquecimiento de esta compañía y sus accionistas buitres”, expresó el Dr. González.

FarmaciaSanAntonioUPS

En el 2016, estudiantes del Programa de Maestría en Salud Pública del Recinto de Ciencias Médicas de la Universidad de Puerto Rico, realizaron un estudio epidemiológico en las comunidades de Puente Jobos y Miramar de Guayama, las más cercanas a la planta de carbón de AES.

El estudio encontró altas cantidades de personas con enfermedades respiratorias, cardiovasculares, de la piel y abortos. Por ejemplo, el asma severa en niños y niñas, los abortos espontáneos, la urticaria y la bronquitis crónica eran de 6 a 9 veces mayor en estas comunidades en comparación con otras similares en el municipio de Fajardo.

Un segundo estudio encontró que muchas de estas enfermedades aumentaron su prevalencia entre la población de Miramar y Puente de Jobos en tan solo dos años.

La joven Mabette Colón Pérez, miembro del colectivo Comunidad Guayamesa Unidos por tu Salud y residente de Miramar, expresó su indignación ante la falta de atención del gobierno hacia la crisis de salud que se vive diariamente en su comunidad.

“La empresa AES ha sumido nuestra comunidad en una crisis de salud que empeora cada día. Mientras el gobierno, que en un momento se comprometió con cerrar esta terrible planta en el 2020, sigue mirando hacia otro lado. Aún estamos esperando la visita de la gobernadora, para que vea de primera mano el sufrimiento causado por AES a mis familiares, vecinos y amigos. Quieren detener la propagación del coronavirus, pero nadie mira la plaga mayor que seguirá matándonos día a día por los siguientes años. Hay una pandemia mayor que el COVID-19 y sólo tiene tres letras: AES”, manifestó Mabette Colón.

De otra parte y de acuerdo con la página del Gobierno, Puerto Rico COVID-19, al día de hoy 23 de abril, en Guayama se han reportado 3 casos positivos de COVID-19.