Policía
Category: Noticias

Según el alcalde, un deambulante de Cayey murió víctima del virus.

Rolando Ortiz

CAYEY, Puerto Rico - El alcalde de Cayey, Rolando Ortiz Velázquez, acusó a la Gobernadora Wanda Vázquez Garced de retener información sobre los casos positivos de COVID-19, y le reclamó que comparta la misma con los alcaldes.

La reacción del alcalde surgió tras el fallecimiento ayer de un ciudadano de Cayey que, según Ortiz Velázquez, era víctima de COVID-19, lo que dramatiza la importancia del reclamo de los alcaldes de tener información directa y completa de los casos registrados, para ayudar en el control de la pandemia.

“Lamentablemente perdimos a una persona sin hogar residente en Cayey. Toda esta situación nos lleva a insistirle a la Gobernadora que los alcaldes estamos para ayudar, que no se resista más a compartir la información. Ahora que el propio Departamento de Salud aceptó por medio de su portavoz que más del 60% de los datos no están disponibles y que contienen errores numéricos entre un día a otro, hay que ser precisos en la información”, aseguró el ejecutivo. “A esta crisis del Covid-19 se suma también la crisis en el manejo de la información.”

Parrocoop 2019

En el día de ayer, el gobierno informó que el Negociado de Ciencias Forenses (NCF) tomaría muestra de coronavirus a un hombre de 31 años, de Cayey, que fue hallado muerto en el patio de la casa de un vecino, donde dormía en un colchón. Según datos provistos por La Fortaleza, la vecina del fallecido dijo que se trata de un deambulante con síntomas de tos y dificultad respiratoria.

Desde el inicio de la crisis por la pandemia, Ortiz Velázquez ha estado emitiendo propuestas al gobierno central, como la realización de pruebas de Covid-19 a los servidores públicos que continúan laborando y a los trabajadores de la salud. Ante las deficiencias de algunos comercios en cumplir con las medidas de salubridad, el alcalde incluso propuso un boicot a dichos comercios que no aplican escrupulosamente las medidas de protección a sus empleados y consumidores, entre otras medidas de salubridad. A eso se suma la propuesta de utilizar las escuelas públicas como centros de atención a pacientes o para cuarentenas.