Policía

Opinión

Category: Opinión

Por: Charlie Delgado Altieri
Alcalde de Isabela
Vicepresidente del PPD
Precandidato a la gobernación

El nuevo Código Electoral establece que basta con estar en el registro activo y la ausencia física, independientemente de la razón para su ausencia para poder elegir gente que jamás lo gobernarán porque viven en otro lugar.

Senado Puerto Rico en Sesion

Charlie Delgado AltieriLa solicitud de la Gobernadora Wanda Vázquez al Senado para corregir el desprestigiado voto por internet en el propuesto Código Electoral no es suficiente. Todavía existen peligros a la democracia en esa medida. A través de 8 elecciones consecutivas, se ha certificado a miles de aspirantes o candidatos en primarias o elecciones generales que utilizando reglas aprobadas en consenso resultaron electos, sin mayores controversias. Ciertamente muchas decisiones emitidas por la Comisión Estatal de Elecciones (CEE) llegaron a los tribunales, pero ninguna cuestionando un resultado contado bajo normas adoptadas en consenso. La realidad es que el llamado nuevo Código Electoral es una acción deliberada del Partido Nuevo Progresista (PNP) en perpetuarse en el poder, no importa la voluntad expresada por los electores en las urnas. El ejemplo más patente de esa acción sin precedentes es el tema del voto ausente.

Desde 1982 está claro que una persona debe cumplir con una de las doce (12) categorías de voto ausente legisladas en consenso, para tener derecho al voto. Se trata de electores que por razones “momentáneas y no permanentes”, no estarían en Puerto Rico al momento de una elección, pero que se tenía la certeza y garantía de que el mismo mantenía un domicilio electoral en Puerto Rico. Hoy es una realidad la pérdida de miles de electores del PNP que comenzaron a salir de Puerto Rico desde el 2012 y que se acentuó luego de los huracanes del 2017. El PNP sabe que se avecina una derrota aplastante y que con los electores novoprogresistas que se quedaron en Puerto Rico, no ganarán las próximas elecciones generales, ni tan siquiera con una papeleta plesbicitaria.

El remedio que legislaron es un burdo atentado a la democracia. Eliminan todas las categorías que fueron legisladas por consenso por más de treinta años, para de forma amañada permitir que tendrán derecho al voto ausente. Es decir, que todos los puertorriqueños que se fueron a vivir fuera de Puerto Rico por las circunstancias que le sobrevinieron, podrían solicitar el voto ausente y la CEE tendría que enviarle la papeleta hasta la comodidad de su casa fuera de Puerto Rico.

FarmaciaSanAntonioUPS

El nuevo Código Electoral establece que basta con estar en el registro activo y la ausencia física, independientemente de la razón para su ausencia para poder elegir gente que jamás lo gobernarán porque viven en otro lugar. Y hay más. En el capítulo IX el PNP les garantizó a sus electores que podrían votar mediante el método de papeleta enviada por correo regular a su casa en cualquier parte del mundo, o si les resulta muy complicado, solicitar su voto por internet. Esto último es lo único que le preocupó a la Gobernadora por lo que solicitó que eliminaran el plan piloto de voto por internet en estas elecciones generales, devolviendo el proyecto al Senado.

Gobernadora, en el pasado el PNP ha ganado elecciones con las reglas que por décadas se legisló en consenso. No existe ninguna razón legítima para variar ese camino transparente y menos a menos de 6 meses de las elecciones generales. Usted tiene la última palabra.