Policía
Category: Sociales

Los fondos llevaron la Nueva Escuela Virtual a estudiantes y maestros de escuelas de Guánica, Yauco, Guayanilla, Peñuelas y Ponce.

Escuela Virtual 03

SAN JUAN, Puerto Rico – Clientes de Liberty Puerto Rico hicieron posible que 2,000 estudiantes del nivel superior de escuelas públicas de la región suroeste del país pudieran terminar el año académico 2019-2020 a través del proyecto de una Nueva Escuela Virtual (NEV), donando créditos por la cantidad de $96,450 que les correspondían a consecuencia de los terremotos de principios de año.

“Agradecemos la generosidad de nuestros clientes y la confianza que pusieron en nuestra Fundación. Cumpliendo con el compromiso que hicimos con ellos, los fondos se utilizaron para que 2,000 estudiantes de escuela superior y sus maestros de los pueblos de Guánica, Yauco, Guayanilla, Peñuelas y Ponce que se vieron afectados por los terremotos y por la epidemia del coronavirus pudieran contar con una herramienta que les permitió culminar el año escolar”, destacó el presidente de Liberty Foundation, Naji Khoury.

De hecho, los estudiantes podrán continuar utilizando esta herramienta los primeros dos meses del curso escolar que comienza en agosto. La extensión de las licencias para el uso de la NEV busca atender los rezagos surgidos durante el segundo semestre del pasado año escolar, que se interrumpió súbitamente ante el cierre total decretado por el gobierno para frenar el avance de la pandemia.

Los $96,450 fueron recaudados como parte de la invitación que hizo Liberty a sus clientes para que el crédito que se les otorgó por el periodo en que su servicio se interrumpió por el terremoto del pasado 7 de enero se destinara a seguir ayudando a los pueblos del suroeste. Más de 20,000 clientes de la empresa de telecomunicaciones accedieron durante el mes de febrero a donar su crédito a Liberty Foundation, brazo de responsabilidad social de Liberty, para esos fines.

Los estudiantes y maestros que se beneficiaron directamente de este programa asisten a escuelas que fueron declaradas no aptas, por lo que hasta el momento de decretarse el cierre del sistema escolar el pasado 15 de marzo para evitar la propagación del coronavirus, se encontraban tomando clases en instalaciones temporeras. Gracias a una alianza con la Fundación OE-Innovative Techology for Education, estudiantes y maestros de las siguientes escuelas accedieron gratuitamente a la plataforma de la Nueva Escuela Virtual desde sus teléfonos inteligentes, tabletas o computadoras:

  1. Escuela Superior Áurea Quiles en Guánica (220 participantes)
  2. Escuela Ocupacional, Vocacional y Técnica en Yauco (567 participantes)
  3. Escuela Superior Asunción Rodríguez Soto en Guayanilla (421 participantes)
  4. Escuela Superior Josefa Vélez en Peñuelas (597 participantes)
  5. Escuela Superior Dr. Pila en Ponce (195 participantes).

En el caso de la escuela de Yauco, por ejemplo, maestros y estudiantes utilizaron la plataforma educativa virtual durante 25,580 horas durante los últimos meses del segundo semestre del año pasado, según se informó en la graduación de los 242 estudiantes de cuarto año. Esto contrasta con lo ocurrido en planteles donde hubo estudiantes que sencillamente dejaron de tomar clases.

Parrocoop 2019

“Llevábamos 10 días en las carpas y comenzó la orden de distanciamiento social. Nuestros estudiantes están experimentando desventajas físicas, emocionales y académicas. En estos tiempos de reto, la oportunidad que nos brindan la Fundación Liberty y Fundación OE-ITE para que nuestros estudiantes sigan expandiendo sus conocimientos con la Nueva Escuela Virtual significa que no sólo pudieron culminar el año escolar, sino adquirir todas las destrezas para ser exitosos en el futuro”, dijo María de los Ángeles Ortiz Rodríguez, directora de la Escuela Áurea E. Quiles en Guánica.

La campaña de Liberty incluyó la instalación de Wi-Fi gratis y estaciones de recarga de equipos electrónicos en los refugios de los pueblos de Guánica, Guayanilla, Lajas, Yauco, Peñuelas y Sabana Grande. También se distribuyeron meriendas, mochilas de emergencia y artículos de primera necesidad en refugios y comunidades de los pueblos más afectados.