Policía
Category: Sociales

El municipio y varias organizaciones ofrecen los talleres a las participantes.

Mujeres Costureras Loiza

Foto: De pie, de izquierda a derecha: la alcaldesa de Loíza Julia Nazario Fuentes, Mabel Lassalle, de Connecting Paths y el Dr. Nelson Colón Tarrats, de la Fundación Comunitaria de Puerto Rico. Sentadas, varias de las participantes de los talleres de costura.

LOÍZA, Puerto Rico – Como una manera de atender el problema de desempleo en el municipio y desarrollar la autogestión empresarial, varias entidades sin fines de lucro y especialistas en el desarrollo de microempresas se unieron al gobierno municipal para preparar a mujeres participantes de la iniciativa como costureras profesionales.De acuerdo con el Departamento del Trabajo y Recursos Humanos de Puerto Rico, Loíza tenía una tasa de desempleo de 8.5 a noviembre de 2019.

El proyecto contó con la participación del gobierno municipal de Loíza, el Centro para Puerto Rico de la Fundación Sila María Calderón, Connecting Paths, el diseñador James de Colón y la Fundación Comunitaria de Puerto Rico

“Aquí tenemos otro ejemplo de cómo salir adelante cuando sumamos y nos organizamos. Estamos dando clases de costura creativa en el sector Colobó, en las facilidades de la Iglesia del Valle. Tenemos la asesoría experta del Centro para Puerto Rico de la Fundación Sila María Calderón, de la Fundación Comunitaria de Puerto Rico y la entidad sin fines de lucro Connecting Paths, que aportaron 20 máquinas de coser Singer. De aquí van a salir costureras creativas de primer orden”, expresó la alcaldesa Julia Nazario Fuentes.

En una rápida visita a la clase que se ofrece todos los jueves de 9:30 a.m. a 12:30 md, Nora Pizarro Brown, vecina de Palmarena, compartió que la experiencia “ha sido bien satisfactoria porque aunque todas teníamos un poco de conocimiento en costura, ahora lo estamos haciendo esto profesionalmente. En la marcha tomaré más decisiones, hay que continuarlo”.

Por su parte, Mabel Lassalle, fundadora y directora ejecutiva de Connecting Paths, detalla que “es un proyecto de costura creativa con textiles reciclados, donde se enseña la técnica, como los patrones, pero también trabajamos el tema de la comunicación, el manejo de emociones, la resiliencia, con el propósito de que las participantes eventualmente generen sus propias microempresas en sus comunidades”. Connecting Paths realiza labores similares en Adjuntas, Morovis y próximamente en Jayuya. Las máquinas de coser se les entregan sin costo a las participantes, luego de cumplir con los requisitos previamente acordados.

Mirandas Bakery

En una de las mesas de trabajo, James de Colón, diseñador puertorriqueño con más de 30 años de experiencia en Estados Unidos y dueño de una boutique en Chicago, ofrece instrucciones a las costureras. Como voluntario del proyecto, expresó que “la experiencia ha sido bien gratificante el servir en una comunidad necesitada y ver cómo la creatividad se va convirtiendo en muchas posibilidades para desarrollar sus propios negocios”.

El Dr. Nelson Colón Tarrats, presidente de la Fundación Comunitaria de Puerto Rico, visitó el taller para conocer a las participantes y escuchar sus experiencias. “Este es un magnífico proyecto que está en plena función y está bien estructurado. Son 16 semanas de labor, donde estamos fomentando el desarrollo económico de las comunidades a las que servimos. Estamos bien complacidos con esta iniciativa”.

Otra de las participantes, María Teresa Orozco, añade que “yo vengo aquí todos los jueves con mucho entusiasmo, porque no me quiero perder esta oportunidad y compartir con las demás compañeras”. La residente de Villas de Loíza ha pensado establecer un taller con algunas de las compañeras “y coser pa’fuera, porque todo el mundo tiene que vestir o realizar alteraciones de su ropa. Nosotras vamos pa’lante”.