Category: Sociales

Un mes más tarde de haber radicado una reclamación, la AEE dice que no ha recibido nada en sus oficinas.

casa quemada El Limon

VILLALBA, Puerto Rico - Era el martes, 7 de marzo de 2017, entre las 10:30 a 10:40 de la mañana, cuando el joven matrimonio de Christian González y Jennyfer Cartagena salieron por unos minutos de su hogar, sin imaginarse lo que les esperaría de regreso.

Al regresar a las 11:10 a.m., encontraron que su casa se había quemado. "Cuando salimos del hogar no había luz", narró Jennyfer. "Cuando regresamos, la casa estaba quemada." Ese día, no había servicio de luz en la residencia ubicada en la carretera 151 del barrio Limón, en Villalba, y un perito electricista opinó que una cajita análoga instalada en la propiedad fue la que recibió el voltaje cuando se reanudó el servicio causando el incendio, ya que el matrimonio había desconectado todos los equipos eléctricos. "Aquí siempre se va la luz."

Todo el interior del hogar, la estructura en cemento, los muebles, los enseres y hasta la ropa se afectó con el incendio y el humo. "Lo que no dañó el fuego, lo dañó el humo", aseguró la joven madre.

BA Rotulos Flow Art Design

El mayor temor de Jennyfer fue que su padre, que es impedido, se había quedado en la casa. Pero, agraciadamente, su hermana lo había ido a buscar momentos antes. "Entré entre el fuego a buscarlo a él, pensando que él estaba, pero gracias a Dios no estaba."

El joven matrimonio recibió alguna ayuda de la Cruz Roja Americana y del Municipio de Villalba. Mantienen una cuenta abierta en el Banco Popular para recibir aportaciones. El número de la cuenta es: 127-3525-11. Solicitaron ayuda además al Departamento de la Vivienda, y presentaron una reclamación en la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE). Un mes más tarde, en la AEE le dicen que no han recibido nada en las oficinas de la agencia. "Ya estamos perdiendo las esperanzas", manifiesta la joven. "Ahora mismo, llamamos a Santurce, y no hay nada, cuando (la oficina de) Juana Díaz nos dijo que eso llega via email."

Jennyfer Cartagena es estudiante en Caribbean University, en Ponce, mientras que su esposo Christian es barbero. Ambos tienen una hija pequeña y están comenzando en cero para poder reanudar su vida normal.