Policía
Category: Gobierno

Se aprobaron sobre $12 millones para proyectos de planificación, contando con la opinión de las comunidades.

Flood

GUAYNABO, Puerto Rico – La Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA, por sus siglas en inglés), junto con la Oficina Central de Recuperación, Reconstrucción y Resiliencia de Puerto Rico, o COR3, aprobó planes de mitigación para 17 municipios a lo largo de la Isla durante el año. Actualmente, un total de 30 municipios tienen planes aprobados en marcha, mientras que los 48 municipios restantes participan activamente en la actualización de sus planes a fin de ayudar a minimizar los efectos relacionados con futuros desastres.

Un plan de mitigación de riesgos locales vigente es el primer paso para cualificar para recibir fondos federales a través del Programa de Subvención para la Mitigación de Riesgos. Estos planes incorporan la aportación de las comunidades para identificar los riesgos como parte de los esfuerzos de recuperación de la isla tras el huracán María e incluyen propuestas de proyectos que podrían desarrollarse una vez que se disponga de los fondos.

“Nuestro compromiso es asegurar que la recuperación de Puerto Rico sea efectiva, y la mitigación juega un papel importante en la meta conjunta de una isla resiliente. El manejo de emergencias es un ciclo y las medidas adoptadas por los municipios hoy disminuirán el impacto de futuros desastres en las comunidades”, sostuvo Alex Amparo, Coordinador Federal de Recuperación de Desastres para Puerto Rico y las Islas Vírgenes Estadounidenses.

Entre los municipios con planes aprobados se encuentra Toa Baja, cuya estrategia de mitigación identifica como prioridad de financiamiento la necesidad de medidas de control de inundaciones en el Río La Plata. Este cuerpo de agua desemboca en el embalse del mismo nombre, que abastece de agua a unos 131,000 residentes de varios municipios.

“Esta es nuestra obra de mitigación más importante, que no sólo tendrá un gran impacto en Toa Baja, sino que también es un proyecto regional que ayudará a controlar las inundaciones en varios municipios. Es fundamental para el futuro de Toa Baja, debido a que se logrará disminuir más del 80 por ciento de los problemas asociados con las inundaciones”, comentó el alcalde de Toa Baja, Bernardo “Betito” Márquez García.

De igual modo, en el municipio aledaño de Bayamón, las encuestas comunitarias dieron lugar a un plan que prioriza algunas posibles medidas de mitigación como un refugio permanente en la Escuela Padre Rulfo Fernández de Santa Juanita y la elevación de un puente en el Sector Chorreras del Barrio Guaraguao, que permite el acceso a unos 10,000 residentes.

“Durante la evaluación de riesgos se toma en consideración eventos pasados y la condición existente de las comunidades a través de diferentes tipos de análisis y estrategias de participación ciudadana, como encuestas a las comunidades. Trabajar con FEMA y el personal de COR3 para estos proyectos ha sido una experiencia colaborativa y satisfactoria”, mencionó el alcalde de Bayamón, Ramón Luis Rivera, hijo.

Famous Bites Pizza

Por otro lado, el municipio de Comerío celebró una serie de reuniones de participación pública para determinar proyectos viables que atiendan sus retos particulares. Estos incluyen sistemas de desbordamiento de aguas pluviales para nueve carreteras estatales, incluyendo las principales vías utilizadas por los casi 21,000 residentes del municipio, como la PR-156, PR-167, PR-782 y PR-781. Además, su plan de mitigación propone la instalación de tormenteras en la casa alcaldía, el Centro de Operaciones Municipales y el Pabellón de Obras y Servicios Públicos.

“Nosotros tuvimos cerca de ocho reuniones comunitarias con diferentes sectores, incluyendo los nueve barrios y zonas vulnerables de Comerío. Gracias a la comunicación y colaboración con FEMA, fuimos de los primeros 20 municipios en tener aprobado su plan de mitigación y estos proyectos están siendo utilizados como modelos para otros municipios”, añadió el director de Manejo de Emergencias de Comerío, Jaime García Mercado.

Por su parte, el director ejecutivo de COR3, Ottmar Chávez, resaltó la importancia de los planes de mitigación como parte del proceso de recuperación de la isla. “A raíz de los desastres que hemos experimentado, se han delineado diversas estrategias para trabajar en conjunto al gobierno federal por la recuperación de la Isla. Ciertamente, los municipios han sido clave en este importante esfuerzo. Estamos comprometidos en la implementación efectiva de los planes de mitigación para así evitar futuras emergencias y asegurar la calidad de vida de todos los puertorriqueños”, recalcó Chávez.

Al identificar las amenazas locales, cada municipio puede determinar cómo mejor reducir o mitigar riesgos a nivel local. Los estudios han demostrado que por cada $1 invertido en actividades de mitigación, se ahorra un promedio de $6 en futuros gastos por desastres. Hay fondos federales disponibles para asistir a los 78 municipios a actualizar o desarrollar planes de mitigación como parte de los esfuerzos de recuperación de la isla luego del huracán María.