Policía
Category: Vida Social

Por: Juan Bertin Negrón Ocasio

Quien a buen árbol se arrima, buena sombra lo cobija.

Refran

Juan Bertin Negron OcasioEn Navidad llegó el gordito con muchos regalos, y fueron bastantes de mi agrado, porque a caballo regalao’ no se le mira el colmillo. Esperaré con ansias y regocijo a los Tres Reyes Magos el 6 de enero para otros regalos más igual a los que me regalaron.

Hace tiempo me dejaron aquellos amores que hoy feliz recuerdo con pena, deseándoles como siempre lo mejor que sean tan felices como yo, pensando que no hay mal que por bien no venga. A nadie deseo mal, a nadie le río su condena.

Fue siempre mi madre quien me cobijo en su corpiño y la recuerdo hoy ya viejo y achacoso todo lo que me dio, todo lo que me dijo tiene tanta brillantez como los rayos del sol durante el día, quien a buen árbol se arrima buena sombra lo cobija.

Nunca caminé con quien no debía, iba con mis hermanos, hermanas y un buen amigo, y fueron ellos los que me guiaron por los decentes caminos: dime con quién andas y te diré quién eres. Sin pena, sin molestia tuve que tomar difíciles decisiones. Decir “no” fue para mí bien difícil, pero un “sí” hubiera sido peor.

No es que nadie está al garete en estos tiempos de la epidemia es que están más locos que el rabo de una cabra los que no se quedan en sus casas. Aunque puede ser que estén comiéndose un cable del aburrimiento, también puede que nunca vuelvan a comérselo si se infectan.

Tierra Santa Total Gas

Conozco a alguien que se lanzó por un risco y cayó to’ achichonao’, se lo advertí y me ofrecí ayudarle, pero el que se ofrece sobra. Lleva un mes en el hospital con cincuenta huesos rotos mira antes de saltar, le dije, no te desesperes, analiza lo que podría suceder. No me hizo caso y se jodió.

Nadie sabe que ser pobre no es nada nuevo. Eso es más viejo que el frío. Pero no es lo mismo que no ser decente, porque el dinero no hace la dignidad. Tenga vergüenza e ilústrese para que sea un pobre humilde y rico en bondad.

Ayer llegó un amigo todo lleno de cadenas, sortijas y ropa extravagante como si fuera un artista de reguetón. Se daba el porte de ricacho. Estaba tan bien decorado y vestido como el cerdo de Juan Bobo.

Oiga camarada, le dije cuando le ofrecí un montón de cosas que necesitaba. Y me respondió sin tener nada más que bostezos, que no quería nada de mí ni de nadie. Pues no importa yo sólo sé que los mendigos no pueden elegir. Acepta lo que te den, y guárdalo por si acaso lo necesitas después.

Aquel sábado por la tarde que me disculpé después de varios años de porfías con mi vecino, me dijo, “ahora después de tanto tiempo”. Le respondí, mejor tarde que nunca.

Nada peor que una persona celosa. Pero nada más pesadez que la envidia. El que me envidia tiene varios problemas. Es por eso que siempre veo que la hierba siempre es más verde al otro lado de la cerca (al lado de la mía).

Villa Coop

Hay gente que mira y juzga a las personas por su porte o apariencia. Cuidado porque esa persona pudiera ser mucho mejor de lo que aparenta ser. Así que, no juzgues un libro por su portada.

Mujer, no dejes que nadie entre a la cocina a meter la cuchara, aduéñate de tu departamento, porque demasiados cocineros estropean el caldo.

Me fueron a visitar y empezaron hacer chistes como si fuera un circo. Mi seriedad se dejó sentir y los traté con el mismo respeto que hice cuando los visité a ellos. Es importante comportarse con modales, dije durante la conversación y de seguido le zumbé el proverbio, cuando estés en Roma haz como los romanos.

No hay nada más placentero que escribir con gusto después de numerosos intentos. La lectura ayuda bastante y siempre creí que la práctica hace la perfección. Todo arte es merecedor de dedicación y paciencia. Fácil sería darle varias vueltas a una pista de atletismo, y luego intentar correr un maratón.

Felicidades a todos los villalbeños, a mis familiares, amigos y amigas en Puerto Rico, en Estados Unidos, y los que me conocen de otros lugares.

El mejor regalo es el que sale del corazón. Ése que está oculto; el que nadie ve. Regálaselo a alguien sin medida. Que tu deseo se convierta en la paz, el amor y la felicidad en alguna persona que tanto lo necesita y posible cuando menos lo esperaba de ti. Haz bien y no mires a quien.

Les deseo a todos y a todas un
Nuevo Año - 2021
lleno de salud, paz y felicidad.

-------------------------

El autor es un prolífico escritor villalbeño radicado en New Jersey. Entre sus obras está 'Leyendas de mi pueblo', 'Cuando heredamos la locura', 'De una sonrisa a la vida', entre otros, incluyendo decenas de colaboraciones en Villalba Online.