Policía
Category: Vida Social

Por: Profesor Carlos A. Marrero

waiting

Carlos MarreroDESDE MI ESCRITORIO: Desde muy pequeños, a muchos nos han enseñado a tomar las cosas con calma, a ser pacientes, a esperar, a ser cortés con los demás, entre muchas otras buenas acciones. Algo que también muchos escuchamos de nuestros superiores, fue la famosa frase: “pide permiso”. Todo esto nos ayudó a crecer y a formarnos como ciudadanos responsables y respetuosos. Más, si analizamos estas estructuras de altos valores, de alguna forma nos pudieron limitar a hacer cosas que deseábamos con toda el alma. A veces por esperar y otras, por que buscábamos el permiso o aprobación de quienes estaban a nuestro alrededor. Hoy, a la edad que tienes te quiero hacer estas interrogantes: ¿Qué estás esperando para hacer lo que quieres en tu vida? ¿A quién le tienes que pedir permiso? ¡Analiza!

Total Gas

En pleno 2019, el universo conspira a tu favor, si lo puedes creer. Esperar no es demorar o detener. Esperar es tomarte un tiempo para analizar, reflexionar, pero prepararte para actuar con premura. Estoy seguro que tienes un sueño guardado pero, dándole tiempo al tiempo, lo estás dejando morir. El grado profesional que deseas, el viaje que quieres hacer, el cambio de trabajo que sientes realizar, la relación que deseas iniciar o acabar, el estilo de ropa que quieres llevar, en fin, cuántas cosas estás esperando hacer y el tiempo sigue pasando. Te recuerdo que a quien tienes que pedirle permiso, para moverte y ser quién realmente quieres, es a la persona que tienes al mirarte al espejo. Ese(a) es el más grande enemigo, pero al enfrentarlo, no habrá contrincante que no derrotes.

Así es que, no esperes ni pidas permiso. Ya esos tiempos pasaron. Si miles a tu alrededor lo han hecho, no es porque tengan más capacidad o talento que tú, es simplemente porque no esperaron que los días le arrebataran los deseos intrínsecos de su corazón. Se acabó el tiempo de esperar. Es tiempo de actuar. Y, si pides permiso, que sea para subirte a la tarima y decirle al mundo: “Yo lo hice porqué me cansé de esperar y pedir permiso y tomé al cien por ciento, las riendas de mis más grandes anhelos”.

¡Dios está de tu lado, consúltale siempre y entrega todo en sus manos!