Policía
Category: Salud

Las terapias alternativas de anticuerpos monoclonales autorizadas para tratar a los pacientes con el COVID-19 siguen disponibles.

bamlanivimab

Silver Spring, MD - La Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés) de los EE.UU. revocó la autorización de uso de emergencia (EUA, por sus siglas en inglés) que permitía la terapia experimental de anticuerpos monoclonales bamlanivimab, cuando se administra solo, para el tratamiento del COVID-19 de leve a moderado en adultos y ciertos pacientes pediátricos.

Los datos científicos emergentes indican que el aumento sostenido de las variantes virales del SARS-CoV-2 son resistentes al bamlanivimab solo, lo que resulta en un mayor riesgo de fracaso del tratamiento. La agencia federal determinó que el bamlanivimab ya no supera los riesgos conocidos cuando se usa solo, por lo que revocó su autorización.

Lab Sagrada Familia 2021

"Si bien la evaluación de riesgo-beneficio para el uso de bamlanivimab solo ya no es favorable debido al aumento de la frecuencia de variantes resistentes, otras terapias de anticuerpos monoclonales autorizadas para uso de emergencia siguen siendo opciones de tratamiento apropiadas cuando se utilizan de acuerdo con las indicaciones autorizadas y pueden ayudar a mantener a los pacientes de alto riesgo con el COVID-19 fuera del hospital", dijo la doctora Patrizia Cavazzoni, M.D., directora del Centro de Evaluación e Investigación de Medicamentos de la FDA.

Los anticuerpos monoclonales son proteínas fabricadas en el laboratorio que imitan la capacidad del sistema inmunológico para luchar contra patógenos dañinos como los virus, como el SARS-CoV-2. Al igual que otros organismos infecciosos, el SARS-CoV-2 puede mutar con el tiempo, lo que da lugar a una variación genética en la población de cepas del virus en circulación.

Mirandas Bakery

Actualmente no hay tecnologías de prueba disponibles que permitan a los proveedores de atención médica analizar a los pacientes individuales para las variantes virales del SARS-CoV-2 antes de comenzar el tratamiento con anticuerpos monoclonales. Por lo tanto, el tratamiento empírico con terapias de anticuerpos monoclonales que se espera que funcionen ampliamente contra todas las variantes en todo el país debe utilizarse para reducir la probabilidad de fracaso del tratamiento.

La FDA seguirá colaborando estrechamente con otras agencias gubernamentales federales, incluidos los CDC y los Institutos Nacionales de Salud, en la vigilancia de las variantes que puedan afectar a las terapias de anticuerpos monoclonales autorizadas para uso de emergencia.