Policía

Opinión

Category: Opinión

Por Dr. Víctor Maldonado Santiago, Ph. D.

Uno de los vídeos publicados por el artista, “Yo perreo sola”, se ha instaurado como manzana de la discordia en la palestra pública.

Bad Bunny

Dr Victor MaldonadoUn día singular, el 29 de febrero de 2020, año bisiesto, salió a la venta el disco YHLQMDLG (Yo hago lo que me da la gana) de Benito Antonio Martínez Ocasio, Bad Bunny. Con la rapidez que se esparce el virus del COVID-19, según la revista Billboard, días más tarde se coronaba como el álbum en español con mayor audiencia tras su lanzamiento al mercado musical. Portales cibernéticos como Show! han reseñado que rompió récord de más escuchas en un solo día en plataformas musicales del alcance de Spotify. En esta, desbancó a la cantante española Rosalía al lograr más cinco millones trescientos mil reproducciones en 24 horas.

Esta producción discográfica incluye las canciones “Si veo a tu mamá”, “La difícil”, “Pero ya no”, “La santa” “Yo perreo sola”, “Safaera”, “Puesto pa' guerrial”, entre otras. Semejante a su álbum “X 100PRE”, como adelantan varios títulos, el lenguaje que utiliza resulta desafiante, irreverente y, en muchas ocasiones, soez. Por el contenido altamente cargado de alusiones al alcohol, drogas, sexo y al género musical del perreo, en general, para muchos, estas no son canciones que deban escucharse en el entorno familiar, especialmente con menores de edad. En efecto, no es menos cierto que las mismas han generado infinidad de debates entre diversos sectores, ya sea para acusarle o defenderle.

A más de un mes atrás, luego del cruel asesinato de Alexa, la mujer transexual de 28 años, el trapero se presentó con falda en The Tonight Show de Jimmy Fallon el 28 de febrero de 2020. Casi al finalizar su intervención, se abrió una chaqueta que llevaba puesta sobre una playera que expresaba: “Mataron a Alexa, no a un hombre con falda”. De este modo, consignó su rechazo a la violencia contra cualquier género. Mostró su solidaridad con grupos marginados, como el representado por Neulisa Luciano Ruiz, nombre adoptado por Carlos Alberto Negrón Luciano.

FarmaciaSanAntonioUPS

Durante estos días separados para el distanciamiento social por causa de la pandemia del COVID-19, uno de los vídeos publicados por el artista, “Yo perreo sola”, se ha instaurado como manzana de la discordia en la palestra pública. Por ejemplo, se abrió una cuenta en charge.org para pedir que el cantante elimine esta canción. A juicio de la comunidad feminista firmante, esta canción cosifica e hipersexualiza a la mujer y se lucra con el lema “Ni una menos”. Además, según este grupo, no necesitan pseudorepresentantes hombres dentro del feminismo. En las redes, otros igualmente han resaltado las imágenes diabólicas, preponderantemente en la escena en la cual el cantante aparece vestido con falda, amarrado por cadenas atadas a su cuello, y mujeres con cuernos le controlan.

Por contraste, otros grupos señalan que la interpretación de Bad Bunny es solo performativa. Alegan que el artista, quien aparece travestido en el vídeo de esta canción, está muy consciente de la situación de la mujer. Entienden que, precisamente, en composiciones como estas el cantante desea defender el derecho de la mujer a decidir con quién baila, a quién entrega su cuerpo, y destacar que no se puede permitir que la violencia de género arrebate la vida de otra fémina.

Sea una cosa u otra, lo que sí se observa es que Bad Bunny se ha consagrado como estratega disruptivo con su irreverencia discursiva. Debe recordarse que, para muchos artistas, si se habla bien o mal de ellos, eso no resulta problemático. A su juicio, no mencionarles es sinónimo de decadencia u olvido. Eso Bad Bunny lo sabe, por lo que ni el tiempo de coronavirus ha sido disuasivo que impida su producción.

El Dr. Víctor Maldonado Santiago es Catedrático Asociado de Español de la UIPRP y Coordinador Académico del CICE de la UIPRP.