Policía

Historias de Villalba

Por Juan “Bertin” Negrón Ocasio

Cerré los ojos y me tomé el café que tenía sabor a té de naranjo.

Casa Misteriosa

Juan Bertin Negron OcasioMe pasó una noche dormido cuando con susto vi la casa misteriosa. La casa tenía las luces umbrías y desde afuera se veían las velas bailando en las sombras. Estaba en el centro del pueblo la casa. Todavía está allí. Vi que las puertas y las ventanas estaban cerradas, y las cortinas parecían de hace cien años. Sabía que nadie entraba, igual que yo, porque tenían miedo. Sin embargo, la gente tenía miedo entrar porque la casa es oscura. Da miedo y todos los que pasan por frente lo hacen avanzando como si tuvieran prisa. Nadie camina avanzando a menos que tenga prisa.

Read more ...

Por Juan Bertin Negrón Ocasio

A Eduardo "Hunga" Maldonado

Iba contra la moción del globo terrestre y entendía que debía trotar hacia el lado contrario donde ascendía el sol.

Hunga Maldonado

Juan Bertin Negron OcasioEl sol dormía su siesta cuando él, con la gracia de Dios, se encontraba pisoteando a toda velocidad los caíllos mojados sobre los montes. Llevaba sólo una taza de café prieto que le había preparado su madre y en su pecho la bendición. Tenía la fortuna de una enorme fuerza de voluntad y consagrado con peculiar habilidad nata. Los únicos admiradores crepusculares se movían en busca del sustento en la hierba; animales que lo contemplaban con regocijo. ¡Corría rápido como un tigre! Y, aquel caballo azabache lo vanagloriaba con su relincho cuando el viento le cosquilleaba el cuerpo que dejaba en el camino. Iba contra la moción del globo terrestre y entendía que debía trotar hacia el lado contrario donde ascendía el sol. Correr en contra del este – se decía continuamente. Esta estrategia le permitía aumentar su resistencia, fortaleza y brío.

Read more ...

Por: Juan Bertin Negrón Ocasio

En memoria de Don Dionisio Ríos Lozada (QEPD)

Los únicos diferentes eran los enamorados quienes gozosos se iban a saboreárselas en los asientos de la plaza.

El Piraguero

La tarde estaba más caliente que una cacerola hirviendo agua. Se sentía la humedad, misionera perdurable de la brea, y el sol del mediodía quemaba la piel de la gente que llegaba al pueblo para hacer sus diligencias.

Read more ...

Por Juan “Bertin” Negrón Ocasio

Recordando a Adrián Rosado, Pico Bonilla y Domitilo Negrón.
En memoria de Panita.

Proyector cine viejo

Juan Bertin Negron OcasioAQUELLAS PELÍCULAS DE QUITA Y PON, y más que nada de cachete que nadie quería ver eran las mejores. Especialmente si no tenías las dos pejetas para pagar la taquilla del Teatro Negrón. Y si fuiste uno de los que, te alumbraron la cara con el flashlait, y te sacaron del cine porque te le colaste a Pablito, mejor todavía. Era la época de las películas del cine portátil en Villalba.

Read more ...

Por Juan “Bertin” Negrón Ocasio

En memoria de Julia “La Loca” Cubí

calle munoz rivera

Foto de época de la Calle Muñoz Rivera, de Villalba

Juan Bertin Negron OcasioEL TRAJE QUE ERA MÁS LARGO que una sábana hasta los tobillos le arrastraba, pero no por largo, sino por el montón de piedras que cargaba en cada bolsillo de los lados, y el peso se lo bajaba.

Read more ...

Por Juan “Bertin” Negrón Ocasio

Cuando llegamos encontramos a Jacinto pensativo sentado en la piedra con los ojos fijos en el Remolino.

Amigos en Villalba

Hace cinco años en un verano pasé por el mismo charco a donde se ahogó. Y nunca conté del ahogado porque nadie nunca me lo preguntó. Esa es la razón que lo cuento ahora.

Read more ...