Policía
Category: Sociales

Durante la Segunda Guerra Mundial, el régimen Nazi saqueó, embargó y destruyó infinidad de colecciones de obras de arte en los países que invadió.

Paisaje en la costa

PONCE, Puerto Rico – El viernes, 6 de diciembre abrió al público Procedencia: la historia perdida, la nueva exposición del Museo de Arte de Ponce. La muestra reúne un selecto grupo de 10 obras de la colección permanente de arte europeo del Museo, cuyas lagunas en su procedencia han sido motivo de estudio. Procedencia: la historia perdida presenta los hallazgos de dicho estudio, revelando aspectos que no están visibles a simple vista y muestra aspectos poco conocidos sobre el proceso de la investigación.

La exposición surge como una extensión del Nazi-Era Provenance Research Project, una iniciativa subvencionada por la National Endowment for the Arts en 2018, para investigar una selección de obras del Museo. Inicialmente se llevó a cabo el estudio de un total de seis obras, con la ayuda de la investigadora independiente Melina Cortés y la asesoría del reconocido periodista Héctor Feliciano, a los que se han sumado otros cuatro objetos.

Durante la Segunda Guerra Mundial, el régimen Nazi consiguió ocupar varios países europeos y organizó un sistema para saquear, embargar y destruir, a una escala sin precedentes, el patrimonio cultural de colecciones públicas y privadas. Por esta razón, los museos tienen la responsabilidad de investigar el historial de propiedad de las obras de arte en sus colecciones, con particular atención a aquellos objetos creados antes de 1946 y adquiridos después de 1932, que estuvieron o pudieron haber estado en Europa durante la guerra.

La investigación de procedencia forma parte del trabajo curatorial en los museos y es habitual que las obras de arte no tengan procedencias completas: las transacciones de obras de arte no siempre se registraron y las circunstancias de persecución, emigración y la guerra misma causó que muchos documentos se perdieran o destruyeran. “Es importante para los museos investigar el pasado de los objetos que presentan vacíos en su historia. Los estudios de procedencia son investigaciones rigurosas que contribuyen a obtener el historial de propiedad una obra de arte. El estudio busca responder preguntas como ¿en dónde ha estado la obra? ¿a quiénes le ha pertenecido? ¿cómo fue transferida a lo largo de su historia? De esta manera, se pueden aclarar dudas y descubrir si, en algún momento, los objetos cambiaron de propietario de manera ilegal."

"La investigación puede también ayudar a demostrar su autenticidad o incluso atribuirla a un artista en particular”, informó Helena Gómez de Córdoba, curadora asociada del Museo. Muchas obras de arte entraron a colecciones norteamericanas a través del mercado del arte de la postguerra, donaciones o compras de buena fe, en las que no se indagó sobre la legitimidad de su procedencia. En este contexto, Luis A. Ferré, fundador del Museo de Arte de Ponce, comenzó a coleccionar arte europeo en 1957, cuando todavía no había una consciencia colectiva sobre los problemas relacionados con la procedencia de las obras tras la guerra. Esto no quiere decir que adquirió obra de arte ilícita, pero al igual que muchos otros museos de arte europeo en América, el Museo de Arte de Ponce se suma a los esfuerzos por mantener una transparencia en su colección.

Rotulos Flow Art 2

“Esta muestra pone en valor del proceso investigativo, para conocer mejor el pasado de estos objetos hasta su llegada al Museo. El público podrá descubrir detalles interesantes de la investigación, y profundizar sobre de los conflictos más grandes y las consecuencias de la Segunda Guerra Mundial”, afirmó Alejandra Peña Gutiérrez, directora ejecutiva del Museo.

La pre-apertura de Procedencia: la historia perdida se llevó a cabo el jueves, 5 de diciembre a las 6:00 p.m., en un evento exclusivo para los socios del Museo. “Algunos de los beneficios de ser socios de la institución son: la oportunidad de disfrutar de las exposiciones en primicia, asistir a eventos organizados por la institución, libres de costo; disfrutar de descuentos en la mercancía que ofrecemos en la tienda MAP y, sobre todo, contribuir a preservar el acervo cultural que alberga el Museo de Arte de Ponce. Invitamos a todo el público a formar parte de nuestro comprometido grupo de colaboradores y amigos del museo”, indicó Rubí Rodríguez Bustillo, directora de desarrollo del Museo.

Ser socio del Museo de Arte de Ponce es accesible. Las membresías comienzan en $25 para residentes de Ponce, estudiantes y mayores de 60 años. Además, existen membresías familiares y corporativas de $100 en adelante. Si desea obtener más información sobre membresías o este evento puede comunicarse al 787-840-1510, acceder a www.museoarteponce.org o escribirnos a This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it..


Sobre el Museo de Arte de Ponce:

El Museo de Arte de Ponce es una organización sin fines de lucro fundada en 1959 por Luis A. Ferré (1904-2003) y acreditada por la American Alliance of Museums, desde 1987. La institución es reconocida mundialmente como un importante centro de arte europeo en América y ofrece a sus visitantes un rico panorama de arte occidental, desde finales de la Edad Media hasta los albores del siglo XX. Por seis décadas, el Museo se ha destacado en áreas como la investigación, conservación y educación, conectando a la comunidad y sus visitantes con el arte.