Policía
Category: Sociales

Rafael “Rafa” Santos, paciente de Parkinson y natural de Villalba, para quien su vida dio un giro de 180 grados desde que fue intervenido con la Terapia de Estimulación Cerebral Profunda .

Rafa Santos

(Foto Facebook)

SAN JUAN, Puerto Rico - Medtronic, líder mundial en tecnología, soluciones y servicios médicos, se une nuevamente a la campaña global #UniteForParkinsons que liderada por la Asociación Europea de la Enfermedad de Parkinson (EPDA) y apoyada por instituciones a nivel mundial, brinda orientación, recursos y alternativas de terapias innovadoras que devuelven esperanza a las personas que viven con esta condición.

La enfermedad de Parkinson es la segunda enfermedad neurodegenerativa más frecuente en el mundo, afectando aproximadamente a 6.3 millones de personas, y en Puerto Rico se estima que la cantidad de personas con Parkinson puede llegar a los 25,000. La Organización Mundial de la Salud estima que el número total de pacientes se duplicará para el año 2030.

El objetivo de la campaña #UniteForParkinsons, es educar a la población sobre lo que realmente es el Parkinson, que los pacientes se sientan empoderados y capaces, y no vean el Parkinson como algo limitante en sus vidas. Actualmente, no existe una cura para la Enfermedad de Parkinson, sin embargo, existen terapias físicas efectivas, opciones farmacológicas y, más adelante, opciones quirúrgicas que ayudan a controlar eficazmente los síntomas durante muchos años, lo que permite a los pacientes llevar una vida relativamente normal. La Terapia de Estimulación Cerebral Profunda (DBS por sus siglas en inglés), ha demostrado ser efectiva en pacientes seleccionados adecuadamente por un neurólogo especialista en trastornos del movimiento.

Farmacia San Antonio2

Rafael “Rafa” Santos — un paciente de Parkinson con 62 años, natural de Villalba y residente de Coamo, para quien su vida dio un giro de 180 grados desde que fue intervenido con la Terapia de Estimulación Cerebral Profunda — ahora conduce nuevamente su auto, tomó control de sus movimientos y se ha dedicado a orientar voluntariamente a otros pacientes para que conozcan esta terapia que le devolverá su calidad de vida. “Soy paciente de Parkinson hace 10 años, había perdido movilidad y no podía ni conducir mi auto. Una vez me operan y comienzo con la terapia del DBS, el cambio fue del cielo a la tierra, y entendí que no podía ser para mí solo. Gracias al Señor ahora manejo mi auto de nuevo, puedo visitar otros pacientes y los he llevado a que reciban el tratamiento. Lograr que un paciente de Parkinson salga de la cama, llevarlo a caminar conmigo y hablarle de las terapias disponibles y que la vida continua normal, como en mi caso, y verlos mejorar tanto, es algo muy resfrescante”, expresó Rafael.

Este padecimiento, que afecta la calidad de vida muchos puertorriqueños y de sus familiares, se hace cada vez más común. En Puerto Rico, existen varias entidades dedicadas a trabajar con pacientes afectados por esta condición como la Fundación Puertorriqueña de Parkinson, la Asociacion de Parkinson de Puerto Rico y Fundación Parkinson de Puerto Rico fundada el pasado año por los doctores Viñuela y Lozada. Éstas facilitan a los pacientes y sus familiares educación sobre los recursos disponibles para tener una vida productiva y de calidad y crear conciencia a la población en general sobre el Parkinson y otros trastornos del movimiento.

Para mayor información acerca de la campaña y la enfermedad visite: http://parkinsonyyo.com/uniteforparkinsons/.