Policía

Opinión

Category: Opinión

Por: Juan A. Negrón

Carmen Yulin culminacion ELA

Juan Bertin Negron OcasioOPINIÓN - Pasarían 48 años, desde la invasión de 1898, para que el Presidente de Estados Unidos nombrara por primera vez un gobernador puertorriqueño en la isla. El hecho ocurre en 1946. El presidente, Harry S. Truman, y el distinguido boricua sería Jesús Piñero Jiménez. Pero, la apertura política no fue misericordia, sino respuesta a presión internacional de las Naciones Unidas (ONU).

Terminada la Segunda Guerra Mundial, la ONU comenzó a presionar a naciones poderosas para que informaran sobre sus colonias. Estados Unidos (EU) intentaba sobresalir como país democrático ante el mundo. Debido al amparo internacional a las colonias, el gobierno norteamericano decidió deshacerse de la responsabilidad de los reportes. La colonia de Puerto Rico (PR) le ofrece la oportunidad a EU en la figura de Luis Muñoz Marín, y éste crea el Estado Libre Asociado (ELA).

En 1948 se realizan las primeras elecciones y Muñoz Marín gana la gobernación. En 1952 desarrolla la Constitución del ELA y aprobada por el Congreso. Ésa sería la solución y eliminarían a PR de la lista de colonias en la ONU, aparentemente.

Sin embargo, la controversia que “Puerto Rico es una colonia” no fue abolida aún con la creación del ELA. Algunos “Casos Insulares” dictaminados por la Corte Suprema de EU, indican que PR es un territorio que, “pertenece a, pero no es parte de” la nación estadounidense (Mora v. Torres, 113 F. Supp. 309). Y que los derechos constitucionales de EU no son extendidos a sus territorios. La limitación de esos “derechos” hace a PR un territorio sin derechos internacionales, o sea, una colonia porque no puede a voluntad auto-gobernarse.

Desde su inicio se critica el estatus político del ELA, justificando que no es Estado ni Libre ni Asociado. Es un ‘commonwealth’ que pertenece a EU, con jurisdicción local, pero sin libertad, ya que está a merced de imposiciones del Congreso, pero tampoco tiene los mismos derechos que los demás 50 estados.

Villa Coop

Por décadas la población ha oído diferentes versiones confusas, y con la excepción de los independentistas, estadistas y populares negaban que era una colonia. Recientemente, han aceptado que es una colonia. Los estadistas tergiversaron la decisión tribunal (Sánchez Valle v. Commonwealth of Puerto Rico, 2016) alegando que el ELA desapareció. Numerosos puertorriqueños desinformados lo repitieron erróneamente. El gobernador y la legislatura isleña administran bajo las cláusulas del ELA que aprobó el Congreso en 1952. Nada ha cambiado.

Las últimas tres generaciones ha vivido bajo tergiversaciones y proposiciones ideológicas sin transformar el estatus político ni avance económico. En 2016 la economía en PR desplomó. Las inefectivas administraciones del PPD y del PNP son factores del deterioro de la infraestructura y el desmoronamiento de la economía actual. Estos partidos mayoritarios han compartido 66 años
en el poder. Ninguno ha desarrollado un plan económico efectivo ni siquiera social. Oportunidades han tenido: el PPD ha gobernado 40 años y el PNP 26 años (sin incluir 2 años restantes), que hasta hoy es un desastre. El gobierno de PR gasta millones de fondos federales sin escrutinio.

Por otro lado, ningún partido independentista ha gobernado, ni ha tenido poder para tomar decisiones socio-económicas. No existe base científica para desacreditar un sistema autosuficiente desde una perspectiva autónoma. Todo lo contrario, existen razones prácticas para emprender el camino de la Libre Asociación con EU.

En 2012 surge un impacto en la política local. Carmen Yulín Cruz Soto es electa alcaldesa de San Juan, después de tres términos del PNP. En 2016 repetiría la misma hazaña, inclinándose al ala izquierda del PPD, sin rodeos se declara partidaria de la Libre Asociación. La única mujer electa en posición de poder político en hacerlo.

El liderazgo de Yulín ha desatornillado estándares ideológicos inefectivos del PPD. Ha embestido sin tapujos la política nefasta del Presidente Trump. Dio cara defendiendo la crisis
socio-económica que irrumpió después de las tormentas de 2017.

Yulín representa la culminación del ELA. Un sector amplio de electores implora un liderazgo inmaculado, y ella ha despertado, sin precedentes, la atención de los medios de comunicación norteamericanos. Los populares están en la encrucijada para salir de su estancamiento ideológico.