Policía

Opinión

Category: Opinión

Por Litzy Alvarado Antonetty, Legisladora Municipal PIP Salinas

Alcaldesa Salinas

(Foto Archivo) Karilyn Bonilla, alcaldesa de Salinas

Recientemente, la organización ABRE Puerto Rico, que según su portal de internet es una herramienta para fomentar la transparencia gubernamental, publicó un informe del Índice de Salud Fiscal de los municipios. Estos calificaron con una F, en el manejo de las finanzas públicas, a la administración de la alcaldesa de Salinas, Karilyn Bonilla Colón. Bajo la administración de Bonilla, Salinas está en la posición 62 entre los 78 municipios. Bonilla, por su parte, expresó desacuerdo con el informe publicado por ABRE Puerto Rico y cuestionó la metodología utilizada por la organización para establecer dicha clasificación.

Además, reclamó como uno de sus logros en finanzas, la baja del déficit municipal de $9 millones a $4.2 millones.

Según los Indicadores Socioeconómicos del Municipio de Salinas, publicados por la Oficina del Contralor, para el año fiscal 2013-2014 el déficit del municipio era de $1,802,857.00. En el año fiscal 2015-2016 este déficit fue de $3,039,832. Un aumento de $1,236,975.00 o un 40.7% en tan solo un año.

Por su parte, el periódico Primera Hora reportó a principios del 2017, durante una entrevista realizada a la alcaldesa, que el déficit municipal era de $3.1 millones.

Al año fiscal 2016-2017, según la Oficina del Contralor, el déficit fue de $4,275,387.00.

Así que la realidad, según los datos, es que el déficit municipal durante la incumbencia de Karilyn Bonilla, ha aumentado de $1,802,857.00 a $4,275,387.00 o un 137.1%.

Cabe señalar que este inmenso aumento en el déficit municipal ocurrió antes del huracán María.

Funeraria Rodriguez

Para ocultar este desastre económico, la alcaldesa insiste en comparar su administración con un desastre más grande como fue el ex alcalde del PNP, Carlos Rodríguez Mateo.

En la Legislatura Municipal sometí un proyecto sobre “Transparencia Financiera”, para que el municipio estableciera un acuerdo colaborativo con el Instituto de Estadísticas de Puerto Rico, para integrarse a su plataforma de transparencia financiera, en donde se divulgaría todas sus transacciones, pagos y gastos, evaluaciones de ingresos, costos y beneficios, para permitir al público la fiscalización de su actividad financiera.

El proyecto ni siquiera pasó a Comisión para ser evaluado.

Más allá de la clasificación de F, ¿cómo ha sido el manejo de la administración municipal por parte de Karilyn Bonilla?

Sus prioridades no han sido muy claras. En su momento expuso a la policía municipal, por falta de fondos, a no estar certificada pues no había dinero para comprar las balas con las cuales debían hacer el adiestramiento de tiro los agentes.

Este adiestramiento de tiro es requisito de ley y debe hacerse anualmente; la Policía Municipal de Salinas estuvo casi 2 años sin el adiestramiento, pero a su vez le aumentó $20,000.00 al Festival del Mojo Isleño del 2018, y continúa ostentando un jugoso salario de $84,000.00 al año ($7,000.00 mensuales).

Salinas continúa con el grave problema de caballos y perros realengos. Además, no hemos visto acciones concretas de la alcaldesa para proteger nuestro acuífero, única fuente de agua para los salinenses, ante las denuncias de cenizas tóxicas de carbón depositadas anteriormente en varios lugares del municipio y el posible efecto que volverá a tener la sequía que nos afecta.

Ni siquiera la experiencia del huracán María, ha movido a la administración de Bonilla a promover que las comunidades se organicen para establecer planes que las conviertan en lugares más resilientes y con menos vulnerabilidad.

Más allá de la calificación de F, hay un pueblo que continúa sin poder mejorar su calidad de vida.