Policía

Opinión

Category: Opinión

Por Juan Negrón Ocasio

  • El desastre total que causó el Huracán María a Puerto Rico fue catastrófico.
  • Todavía el país no se ha recuperado.
  • Falta mucho para la normalidad en gran parte de la infraestructura y estabilidad emocional de la población.

houses destroyed

Juan Bertin Negron OcasioEn una columna hace meses pronostiqué que los muertos en Puerto Rico a consecuencia del Huracán María estaban entre 75-100 (Politiquería en tiempos de tragedia). No aventuré especular para nada lo absurdo; tampoco importó si el gobierno en el poder o sus representantes compartían las estimaciones. Pero el juicio a lo que se desconoce, llegando a una deducción casi certera, debiera ser responsable, cuidadosa. Honesta.

Definitivamente, erré en mi predicción. Sí, hubo más de 75-100 muertos durante, y a consecuencia de, el Huracán María, directa o indirectamente. Pero el gobierno de Puerto Rico está más lejos de la verdad. Es imposible pensar que el país entero se paralizó sin electricidad, sin agua, sin alimentos, sin medicamentos ni asistencia médica, inmovilización e incomunicación, numerosas inconveniencias que mantuvo a la población estática para insistir que sólo hubo 64 muertes.

Por otro lado, en estos días reluce un controversial estudio hipotético de la prestigiosa Universidad de Harvard, que fue abrazado por muchos y tan tergiversado como el número mismo de fatalidades. Los que aparentemente están en contra del desarticulado gobierno de PR, citan el susodicho estudio y atentan cruzar el charco sin pasar por el puente. Diría brincar el charco porque sin hacer una recolección de data científica de fatalidades cruzan un puente de conjeturas.

Alba Bakery

Pero es que el gobierno de PR ha caído en un estado disociado de la realidad. No porque no haya gente capacitada en el país para ejercer funciones gubernamentales con lucidez, sino porque dentro del círculo del ejecutivo, y en la legislatura, corre un chorro de sanguijuelas sin juicio pertinente para mejorar las condiciones de vida de la población. Es síntoma del amiguismo y nepotismo. Es indiscutible que los llamados “amigos del alma” siempre estarán adentro de la política, pero los gobiernos deben ubicarlos por capacidad, habilidad e inteligencia, o brutalidad. No ponerlos al garrete y colocarlos en posiciones medulares como si fueran expertos, cuando no lo son.

Los datos de las hipótesis son las siguientes.
El Gobernador Ricardo Roselló, se afinca en decir que sólo hubo 64 muertos a causa de María. Este número lo utiliza por referencia de uno de sus allegados. Quien los consiguió por documentos de funerarias. Es ridículo. ¿Y los que no han sido reportados ni serán? Si pensáramos que murió solamente una persona por municipio serían 78. El gobernador y sus “amigos del alma” omiten una responsabilidad cívica y sensitiva. Lo mínimo que podría hacer el ejecutivo es comunicarse con los 78 alcaldes y que ellos investiguen en sus jurisdicciones cuántos murieron en cada uno de los pueblos. Tomaría bastante tiempo, pero sería mucho mejor una aproximación tarde, que una desfachatez adelantada. Hasta Trump simuló incredulidad en su visita (octubre, 2017) con los originales 16 muertos que le mencionó Roselló.

El estudio que publica la revista “New England Journal of Medicine” de la Universidad de Harvard revela que hubo 4,645 muertos, y fue aceptado porque es Harvard. Se aventuraron todos, columnistas, periodistas, programas televisivos, como buenos corderos a incautar las cifras para justificar el desbarajuste del gobierno. Fue en realidad un estudio hipotético basándose en una encuesta de visitas a 3,299 hogares al azar en la isla. Los factores que utilizaron para la conclusión del estudio fueron “los servicios de salud y la perdida de servicios básicos”. Estimando los entrevistados y los servicios hicieron unos cálculos con una probabilidad que “el número de muertos {es} entre 800-8,500”; escogieron lo que se llama en estadística la media, los cuales serían cerca de 5,000 muertos. Determinaron 4,645. Luego, hacen aclaraciones que la cifra fluctúa entre 793-8,498. El estudio está basado en una estimación demográfica, ya que el gobierno dejó de compartir datos del Registro Demográfico de Puerto Rico (septiembre, 2017). En Harvard también brincan charcos.

El desastre total que causó el Huracán María a Puerto Rico fue catastrófico. Todavía el país no se ha recuperado. Falta mucho para la normalidad en gran parte de la infraestructura y estabilidad emocional de la población. No debe dudarse que los números de muertos en PR a causa de ese huracán oscila cerca de 2,500 (arriesgo aventurarme). Ojala no sean más. Ojala en el futuro se cuenten menos. Esperemos que el gobierno respete la lucidez y cuente mejor.