Policía

Opinión

Category: Opinión

Declaraciones del Presidente del Senado, Thomas Rivera Schatz

TRS proyecto permisos

"En ánimo de aclararle a los que viven engañados con los “cuentos” del ELA y las manipulaciones de algunos funcionarios federales que hablan a “medias” para confundir aquí les oriento con la mejor buena fe.

La ciudadanía americana de los nacidos en un Estado de la Unión tiene rango constitucional federal. No puede ser eliminada ni discriminada por ley federal. Es una ciudadanía garantizada a perpetuidad y transferible a sus descendientes, también a perpetuidad. Además, esa ciudadanía con rango constitucional les garantiza a los nacidos en cualquier Estado de la Unión todos los derechos y las garantías de la Constitución federal en Igualdad de condiciones.

En el ELA, es distinto. La ciudadanía americana de los nacidos en este territorio/colonia pende de un hilo. Se otorgó por la discreción y la voluntad del Congreso en la Ley Jones del Congreso (1917), lo que significa que es una ciudadanía “estatutaria”. Es por ley y no tiene las garantías de la Constitución federal. Eso lo ha aclarado el Tribunal Supremo federal en muchas ocasiones. Ese es uno de los argumentos que utiliza el Gobierno federal para tratar de justificar por qué las leyes y las asignaciones de fondos federales a los habitantes de un territorio colonial como el ELA pueden ser discriminatorias y menos que a los ciudadanos en los Estados.

BA VillaCoop April 2017

Todos sabemos que las leyes se enmiendan o se pueden derogar por quienes las legislaron. El Congreso no tienen ninguna limitación para actuar sobre sus propias leyes. Que no lo hayan hecho hasta hoy con la ciudadanía de los puertorriqueños, es una cosa. Que sí pueden hacerlo cuando quieran, es la verdad.

Por ejemplo, nadie pensaba que el Congreso retomaría el control gubernamental de Puerto Rico porque durante décadas te dijeron que habían creado una entidad autónoma como el ELA para que nos autogobernamos en asuntos locales. La realidad... de repente el Congreso aprobó PROMESA e impuso una Junta de Control Fiscal por encima del gobierno colonial del ELA. De repente, se derrumbó el mito de la supuesta autonomía del ELA.

Recordemos que, distinto a los Estados de la Unión, el ELA es un territorio colonial bajo los poderes absolutos del Congreso a través de la “Cláusula Territorial” (colonial) de la Constitución federal. Eso lo repiten todos los funcionarios federales cada vez que hablan de Puerto Rico porque esa es la verdad legal. Por lo tanto, pueden hacer con el ELA lo que la Constitución federal no les permite hacer en un Estado. Con ese poder, aprobaron la Junta; y con ese mismo poder podrían derogar, enmendar o limitar la ciudadanía americana en Puerto Rico a partir de la fecha que les convenga.

Aunque la ciudadanía americana de los puertorriqueños fue aprobada en la Ley Jones de 1917, a partir de entonces el Congreso ha legislado en varias ocasiones sobre este asunto. Han sido enmiendas del Congreso sobre la ciudadanía americana de los puertorriqueños que casi nadie conoce... pero están ahí y son una realidad.

La última vez que el Congreso legisló sobre tu ciudadanía americana como nacido en Puerto Rico fue en junio de 1952, un mes antes de oficializarse la creación del ELA.

Incluyeron tu ciudadanía en la ley federal de “Inmigración y Naturalización” y la codificaron en sus libros de leyes en 8 U.S.C.S. 1402.

Casi nadie lo sabe, pero la ciudadanía americana de los nacidos en el ELA está incluida en una ley federal para personas que se consideran “extranjeros”. Es la misma ley federal que establece las reglas para los extranjeros que solicitan autorización para “Residencia” en los Estados Unidos o para “Naturalizarse” como ciudadanos americanos.

La parte específica de esa ley federal de “Inmigración y Naturalización” que atiende la ciudadanía americana de los nacidos en Puerto Rico y que está vigente al día de hoy es:

Título 8 de Ley - EXTRANJEROS Y NACIONALIDAD

CAPÍTULO 12 - INMIGRACIÓN Y NACIONALIDAD

SUBCAPÍTULO III - NACIONALIDAD Y NATURALIZACIÓN

Parte I - Nacionalidad al nacer y naturalización colectiva

Sección 2: Toda persona nacida en Puerto Rico en o después de 11 de abril de 1899, y antes de 13 de enero de 1941,
sujetas a la jurisdicción de los Estados Unidos, residentes en 13 de enero de 1941 en Puerto Rico o en otro territorio
sobre el cual los Estados Unidos ejerce sus derechos de soberanía y que no son ciudadanos de los Estados Unidos
bajo ninguna otra ley, son declarados ciudadanos de los Estados Unidos a partir de 13 de enero de 1941. Todas las
personas nacidas en o antes de 13 de enero de 1941, y sujetas a la jurisdicción de los Estados Unidos, son ciudadanos
de los Estados Unidos por nacimiento.” (aprobada en 27 de junio de 1952, Ch. 477, Title III, Ch. 1, § 302, 66 Stat. 236.)

No hay dudas, con el ELA, nuestra ciudadanía americana pende de un hilo como ocurrió con PROMESA y el supuesto pacto bilateral de autonomía que alegaban tenían el ELA y los Estados Unidos. Con la Libre Asociación y la Independencia, nada habría que buscar con la ciudadanía americana.

La ESTADIDAD es la única alternativa que realmente garantiza la CIUDADANIA AMERICANA, la UNION PERMANENTE con los Estados Unidos en IGUALDAD de derechos como ciudadanos americanos con los que habitan en los 50 Estados de la Unión. La ESTADIDAD, además, es la única alternativa que nos daría los derechos, los poderes y los recursos económicos para salir de esta crisis del ELA."

Thomas Rivera Schatz