Policía
Category: Noticias

La falta de seguridad en los trabajos fue notable cuando los estudiantes caminaron por debajo de una de las máquinas para llegar hasta la escuela.

trabajos frente a escuela

(Foto suministrada)

VILLALBA, Puerto Rico - Las quejas contra los procesos en los trabajos de repavimentación de la carretera PR-149 en Villalba no cesan. En esta ocasión, los señalamientos están relacionados a la falta de seguridad y de comunicación de parte de las compañías a cargo del proyecto para con las personas afectadas por los trabajos.

Ayer lunes 13 de diciembre, cerca de las 7:00 de la mañana, las máquinas de la compañía comenzaron a cortar el pavimento frente a la escuela superior Lysander Borrero Terry y los comercios al otro lado del plantel. Esto provocó inconvenientes a los padres de estudiantes que llevan a sus hijos a la escuela a diario, además de las dificultades para las personas que, a esa hora, acuden a los comercios de ese tramo para el desayuno diario.

El comerciante Juni Gratacós, de Tierra Santa Superette, indicó que la compañía inició los trabajos sin haberse comunicado con los comerciantes. Esto provocó fuertes bajas en las ventas mañaneras. De otra parte, la directora de la escuela superior, Zulma Ortiz, dijo vía telefóica que la escuela tampoco fue informada de los trabajos a esa hora.

La falta de seguridad en los trabajos fue notable cuando los estudiantes caminaron por debajo de una de las máquinas para llegar hasta la escuela, como se puede apreciar en la foto de arriba.

BA Laboratorio-Sagrada-FamiliaGratacós señaló que se comunicó con el alcalde de Villalba para ponerlo al tanto sobre el asunto. Hernández Ortiz dijo que la companía está llevando a cabo los trabajos sin establecer ningún tipo de comunicación con el Municipio. Se desconoce si han solicitado la asistencia de la Policía de Villalba para mantener la seguridad de los conductores y peatones.

De acuerdo con la página de la compañía Carro Construction, la compañía a cargo del proyecto de repavimentación es la Super Asphalt Pavement, Corp. , con sede en San Juan, mientras que Carro Construction, con sede en Ponce, es subcontratista.