Policía
Category: Noticias

Municipio tiene que demolerla y pagar daños por accidentes o lesiones.

Hector-Oneill

Héctor O'Neill, alcalde penepé de Guaynabo

GUAYNABO, Puerto Rico - Una nueva rotonda que el alcalde de Guaynabo Héctor O’Neill comenzó a construir sin permisos fue detenida por orden del Departamento de Transportación y Obras Públicas (DTOP), según un documento del pasado 5 de septiembre de 2016, donde se especifica que “hasta tanto no se endose este Proyecto y se obtenga el permiso correspondiente, se deberán paralizar los trabajos y se deberá reponer el área de rodaje a su estado original”.

La rotonda ha sido motivo de quejas por vecinos y comerciantes desde el inicio de los trabajos, por el desproporcionado tamaño de la misma, que redujo la zona de rodaje a la mitad, causando problemas de tráfico donde no los había.

El documento oficial del DTOP, que lleva la firma del Sr. Pedro M. Texidor Martín, supervisor de la Oficina de Permisos de la Oficina Regional de San Juan, determina además que el Municipio de Guaynabo es la entidad responsable de cualquier daño a la propiedad pública o privada, accidentes de tránsito, lesiones personales o pérdidas de vidas causadas por la apertura sin los endosos de esta Regional de San Juan. La misiva dirigida al alcalde Héctor O’Neill se refiere a la construcción de la rotonda en la PR199, Avenida Las Cumbres, frente a Krispy Kreme. La denuncia la presentó esta mañana, con copia del documento, el presidente del Partido Popular Democrático (PPD) en Guaynabo y candidato a alcalde, Ricardo ‘Richie’ Vicéns Salgado.

“El pasado 23 de junio hicimos una denuncia pública de este caso por petición de los vecinos y comerciantes. Lo que cuestionó es pertinencia de dichas construcciones, porque se demolió una rotonda en la misma avenida, a la altura del Condominio Murano, para construir una rotonda de tamaño descomunal. Habiendo tanta necesidad de aceras y accesos seguros para las comunidades desventajadas de Guaynabo, se desperdicia el dinero de los contribuyentes”, argumentó el líder popular de Guaynabo.

BA Cervoni“La misma situación de rotondas la tenemos antes y después de la Estación de Bomberos en el barrio Canta Gallo, a menos de 100 pies una de otra. ¿ Cuál o cuáles son los contratistas que están haciendo fiesta con las rotondas y a qué costo? Es un abuso y una arrogancia iniciar construcciones por capricho sin tener los permisos. Ahora esa demolición la pagan los contribuyentes de Guaynabo”, aseguró el líder popular.

En una entrevista concedida a un diario local el 9 de enero de 2013, el alcalde de Guaynabo trató de explicar su fijación con este tipo de construcciones. “Yo creo en las rotondas. A mí me llamó mucho la atención una vez que fui a Europa. Íbamos por un expreso y no sabíamos a dónde íbamos. Como no sabía a dónde iba, le di 30 vueltas a la rotonda en lo que chequeaba en el mapa dónde era que iba a coger”, explicó Héctor O’Neill. "Con una explicación tan poco seria como esa, que los guaynabeños lleguen a sus propias conclusiones", finalizó Vicéns Salgado.