Policía
Category: Noticias

Exigen al gobierno intervención salubrista de emergencia para residentes de Guayama.

cierre AES

GUAYAMA, Puerto Rico – Ante el comprobado deterioro de la salud de los residentes cercanos a la planta de carbón de la empresa AES en Guayama y los estudios que confirman cada vez más la peligrosidad, toxicidad y radiactividad de las cenizas de carbón, la organización Resistencia contra la quema de Carbón y sus Cenizas tóxicas (Resistencia RCC) convocó a un piquete frente a la Fortaleza.

La actividad se llevará a cabo el próximo martes 26 de febrero, a las 10:00 a.m., y en la misma se solicitará una reunión con el gobernador, Ricardo Rosselló Nevares, en la cual se le exigirá una intervención salubrista de emergencia en las comunidades cercanas a las instalaciones de AES, descartar el propuesto reglamento que permitiría el derrame de millones de toneladas de cenizas tóxicas en todo Puerto Rico y el cierre definitivo de la planta de carbón antes del 2027.

Villa Coop

Según los dirigentes del colectivo, diversos estudios, incluyendo algunos de la propia empresa AES, han comprobado que las cenizas de carbón contaminaron las aguas subterráneas en el área de su planta y envenena diariamente el aire, con distintos metales pesados, químicos y partículas radiactivas. Esto tiene un efecto perjudicial en la salud de los vecinos de las instalaciones en Guayama, en los cuales se ha detectado aumentos de varias condiciones como cáncer, problemas respiratorios, de la piel y abortos. También se encuentran en peligro los vecinos de 14 pueblos donde esta contaminante empresa ha desparramado millones de toneladas de cenizas tóxicas.

A finales del pasado año, en la Corte del Distrito Este de Tennessee (EU) se determinó que las toneladas de cenizas que se extrajeron del peor desastre ambiental ocurrido en los Estados Unidos, provocaron la muerte de al menos 30 de los 250 trabajadores contratados para su remoción. En ese caso, la decisión judicial también implicó que los obreros que laboraron por cinco años en esa limpieza pudieron contraer leucemia, cáncer de pulmón y cerebro, enfermedades respiratorias crónicas y cardiopatía coronaria a consecuencia de su exposición prolongada a las cenizas.

En Puerto Rico, comunidades como Miramar y Puente de Jobos han estado expuestas diariamente a químicos tóxicos y al polvo de cenizas, provenientes de la planta de carbón, desde el 2002, cuando comenzó la operación de AES.