Policía
Category: Noticias

Por: Víctor Alvarado, Comité Diálogo Ambiental

Sabotea el Proyecto del Senado 1121 sobre política pública energética.

Camara Representantes sello

Victor AlvaradoSALINAS, Puerto Rico – Sin participación ciudadana ni vistas públicas, la Cámara de Representantes se apresta a aprobar una versión enmendada del Proyecto del Senado 1121, que busca establecer la política pública energética del país, que permitiría continuar con la combustión de carbón para generar electricidad más allá del 2027 y la quema de basura, en contra de lo establecido por el Senado en su propuesta.

A pesar que diversas comunidades y organizaciones han reiterado que el gobierno debe evaluar la terminación del contrato con AES antes de la fecha establecida, debido a las continuas violaciones a las leyes y reglamentación ambiental por parte de esta empresa, el proyecto del Senado presentado por Larry Seilhamer Rodríguez estableció que sería a partir del 2028 que se prohibiría la producción de energía mediante la combustión del carbón y sus derivados como fuente de generación.

Recientemente, el gobernador Ricardo Rosselló Nevares dijo que en 10 años, el cien por ciento de la producción de energía sería de otras fuentes que no incluye el carbón. Sin embargo, la Cámara abrió la puerta para mantener la quema de carbón más allá del 2027, al permitir que el Negociado de Energía pueda evaluar “si es conveniente” o no sustituir la capacidad de generación a base de ese combustible fósil por otras fuentes de energía.

Rotulos Flow Art 2

El proyecto no establece cuáles serán los criterios para que el Negociado determine la conveniencia o no de eliminar la quema de carbón. También se desconoce si se tomará en consideración los estudios que demuestran la peligrosidad, toxicidad y radiactividad de las cenizas de carbón, la contaminación ya detectada de las aguas subterráneas en el área de la planta de AES en Guayama o el impacto nefasto que tiene en la salud de miles de residentes cercanos, los químicos tóxicos que la instalación carbonera lanza al aire diariamente a través de su chimenea.

El lenguaje utilizado en la enmienda por la Cámara es similar al incluido en unas declaraciones suministradas por la empresa AES a congresistas estadounidenses, la cual buscaba que estos intervinieran con la aprobación del PS 1121 para que se autorizara al Negociado de Energía permitir la quema de carbón para generar energía más allá del 2027.

A esta contradicción entre el gobernador, el Senado y la Cámara, también se une la intención de la secretaria del Departamento de Recursos Naturales y Ambientales (DRNA), Tania Vázquez Rivera, de aprobar un reglamento que permitiría el depósito de cenizas en cualquier municipio de Puerto Rico, sin el consentimiento de alcaldes o alcaldesas. Este choque de visiones entre ambas cámaras legislativas, el ejecutivo y la agencia ambiental, crea más confusión de cuál realmente es la política pública energética que se busca para el país.

De ser aprobada la medida por la Cámara de Representantes, esto forzaría un Comité de Conferencia, para ser discutida entre ambos cuerpos legislativos...

Sobre la quema de basura, el proyecto aprobado en el Senado eliminó esa práctica de la definición de “energía renovable alterna”, establecida en la Ley Núm. 83 del 2010, conocida como la Ley de Incentivos de Energía Verde de Puerto Rico. Además, suprimió el inciso que permitía a cualquier otra administración futura definir arbitrariamente las fuentes de energía renovable alterna sin el aval legislativo.

En noviembre del pasado año, el representante Víctor L. Parés Otero, presidente de la Comisión de Desarrollo Económico, Planificación, Telecomunicaciones, Alianzas Público Privadas y Energía de la Cámara, había advertido que enmendaría el PS 1121 para mantener la quema de basura como una opción, si se demuestra que la misma puede ser beneficiosa. La enmienda introducida por Parés dice que energía renovable alterna puede ser: “Cualquier otra fuente de energía que cumpla las regulaciones federales y estatales aplicables, la aprobación del Negociado de Energía y que no represente un impacto negativo en la vida de los ciudadanos ni al ecosistema”.

Esta amplia y peligrosa definición de “energía renovable alterna”, no sólo permitiría la quema de desperdicios, sino, que podría ser utilizada por aquellos que promueven la energía nuclear u otras.

De ser aprobada la medida por la Cámara de Representantes, la cual será bajada a votación en la Sesión Ordinaria de este martes 22 de enero a la 1:00 p.m., esto forzaría un Comité de Conferencia, para ser discutida entre ambos cuerpos legislativos, y ver cual versión será aprobada finalmente o si el proyecto “queda en el limbo” por falta de acuerdos.