Policía
Category: Noticias

"Esa es la decisión que hace el juez. Todo lo que se comenzó en contra del alcalde de Villalba es ilegal porque nunca se cumplieron con los criterios legales." -Luis Javier Hernández Ortiz

alcalde Hernandez Ortiz

VILLALBA, Puerto Rico - El alcalde de Villalba, Luis Javier Hernández Ortiz, reaccionó a la determinación del Tribunal de Primera Instancia de que la labor de la Unidad de Procesamiento Administrativo Disciplinario (UPAD) de la Oficina del Panel sobre el Fiscal Especial Independiente (OPFEI) debe limitarse a examinar querellas y no puede citar testigos ni solicitar documentos. Esto con relación al interdicto presentado por el alcalde ante el foro judicial cuando el abogado investigador de UPAD entrevistó a personas y solicitó documentos en el caso que se había presentado contra Hernández Ortiz por un alegado esquema de "pay-for-play" con un contratista del municipio.

El pasado lunes 22 de octubre, el juez superior de San Juan, Anthony Cuevas Ramos, del Tribunal de Primera Instancia, concluyó que los procedimientos administrativos del FEI y de UPAD en el caso del alcalde de Villalba fueron ilegales porque se adjudicaron poderes que no les corresponden. "Desde el principio, nosotros hemos sostenido que nunca ha habido una querella juramentada con fundamento suficiente para una investigación. Ese ha sido nuestro fundamento desde el día uno", dijo Hernández Ortiz en entrevista con Villalba Online ayer miércoles 24 de octubre.

 Nisandra Torres

En abril de 2017, el Departamento de Justicia refirió al alcalde y a otras personas, a la Oficina sobre el Panel del Fiscal Especial Independiente por la posible comisión de delitos. En aquel entonces, la secretaria de Justicia, Wanda Vázquez, aseguró que "por  tener causa suficiente sobre la posible comisión de delitos por parte del alcalde, se le recomendó al FEI  la designación de un fiscal especial independiente". Se alegaba que el empresario villalbeño Luisito Cousin financió la campaña del alcalde, incluyendo gastos por $50,000 en una guagua para la campaña política del 2016, luego de recibir contratos municipales ascendentes a $2 millones.

Luego, en febrero de 2018, los fiscales especiales del FEI que llevaban a cabo la investigación contra el alcalde, determinaron que no contaban con evidencia para sostener los cargos criminales contra el primer ejecutivo. "Los FEI concluyen que no cuentan con evidencia para sostener los cargos criminales más allá de duda razonable contra el alcalde Hernández Ortiz y el resto de las personas implicadas", señala el informe de los fiscales.

Alega el alcalde que, a pesar de esta determinación, la UPAD asignó a un investigador para solicitar documentos sobre el caso, a lo que Hernández Ortiz se negó. "Él (el abogado investigador) se abrogó facultades de fiscal y empezó a citar testigos, a pedir documentos y a hablar de cosas que ni siquiera estaban vinculadas con la investigación." Esto llevó al alcalde a radicar un interdicto en el tribunal con el conocido resultado. "Ahora es peor pa' ellos."

El alcalde afirmó que no se puede volver a someter cargos contra él por las mismas circunstancias porque eso sería persecusión política.

Añadió que lo único que se presentó inicialmente fue una querella no juramentada por el Dr. Ángel Figueroa, quien aspiró a una posición en la Legislatura Municipal de Villalba por el PNP en las pasadas elecciones generales. "Ni tan siquiera fue (el representante del PNP) Quiquito Meléndez. Quiquito Meléndez lo que ha cogido es el protagonismo del evento. Quiquito Meléndez nunca radicó nada."

Dijo que Ángel Figueroa radicó una querella ante la oficina del Contralor Electoral, y que esta oficina archivó la misma "porque no tenía fundamento". Recordó que, en su caso, el Departamento de Justicia refirió esta querella a investigación, luego lo sometió a la Oficina del Panel del Fiscal Independiente donde se nombraron dos fiscales para llevar a cabo una pesquisa que duró casi un año para al final determinar que no había prueba en su contra.

"Espero pasar esta págna ya", señaló Hernández Ortiz. "Para mí esto ya murió. Yo estoy enfocado en las cosas del municipio. Contra mí no había ningún proceso porque nunca comenzó nada. Esa es la decisión que hace el juez. Todo lo que se comenzó en contra del alcalde de Villalba es ilegal porque nunca se cumplieron con los criterios legales."

Afirmó que nadie puede presentar nuevamente las mismas acusaciones contra el alcalde de Villalba, aunque lo haga cumpliendo con los requisitos legales. "Ya sería una persecusión política."

De otro lado, en una entrevista publicada en un rotativo del país, la presidenta del Panel sobre el Fiscal Especial Independiente, Nydia Cotto Vives, indicó que apelará la decisión del tribunal.