Policía
Category: Noticias

La eliminación del plan de beneficios definidos del Plan de Retiro de la UPR, junto al Fideicomiso que lo nutre, desestabilizaría las finanzas de la Universidad.

Pensionados UPR

Foto: Un grupo de pensionados de la UPR demanda que no se elimine el Plan de Retiro de la UPR.

SAN JUAN, Puerto Rico - El Colectivo de Pensionados de la Universidad de Puerto Rico (UPR) se manifestó hoy en contra de las determinaciones de la Junta de Control Fiscal (JCF) y la Junta de Gobierno de la UPR (JG) que pretenden eliminar el Plan de Beneficios Definidos y el Fideicomiso de Retiro de todos los universitarios.

Los portavoces del colectivo denunciaron que pese a la estabilidad económica del Plan de Retiro de la UPR, las dos juntas (JCF y JG) ordenaron su cierre, la eliminación de los beneficios adquiridos que se tienen hasta el momento y la reducción del pago de las pensiones en forma dramática y absurda. Para implantar estas acciones la JG ya contrató a la firma BDO Puerto Rico a un costo de $300,000 con el fin de iniciar de inmediato el proceso de desmantelación del Plan de Beneficios Definidos.

El presidente de la Junta de Retiro, doctor Eduardo Berríos Torres, manifestó: “Hoy emplazamos a la Junta de Gobierno y a la Junta de Control Fiscal para que detengan sus planes de cerrar/congelar el Plan de Retiro de Beneficios Definidos y sustituirlo por un Plan de Contribución Definida”. Añadió que la Junta de Retiro mantendrá su compromiso de continuar su lucha en defensa del Plan de Retiro de Beneficios Definidos. “Sólo así aseguramos una vida digna en nuestra vejez. No permitiremos que el producto de tantos años de servicio y dedicación a la Universidad de Puerto Rico nos sean arrebatados, colocándonos en un nivel de pobreza y dependencia absoluta.”

Nisandra Torres

El presidente de la Asociación de Jubilados de la UPR, doctor Marcos A. López Reyes, indicó por su parte que la Junta de Control Fiscal ha sido indiferente a la realidad del perfil del pensionado de Puerto Rico. Añadió que el efecto de afectar los Sistemas de Retiro y las pensiones los apartará de cumplir con las disposiciones de la Ley Promesa.

El vicepresidente de la Hermandad de Empleados Exentos No Docentes (Heend) y portavoz de los pensionados de ese gremio en el colectivo, José Torres Rosario, afirmó que “las acciones de la Junta de Control Fiscal y la Junta de Gobierno de la UPR con el sistema de retiro constituyen violaciones al convenio colectivo de los empleados y son parte de todo un plan—que incluye la eliminación de otros derechos como las exenciones y aumentos en la matrícula—para desestabilizar la principal institución de educación secundaria del país. Su intención es destruir la universidad pública para entregarla en pedazos a sus amigos y donantes del sector privado. En la Hermandad no lo vamos a permitir, vamos a defender la Universidad porque es el patrimonio más importante del pueblo”.

Norma Rodríguez, presidenta de los Jubilados de la Asociación Puertorriqueña de Profesores Universitarios (Appu), sostuvo que “las acciones y omisiones de ambas juntas tendrán consecuencias funestas y devastadoras en la vida de los 19,000 participantes del sistema de retiro de la UPR y sus familiares. ¡La desgracia de más de 60,000 personas caerá sobre sus cabezas y conciencias si no actúan para detener la barbaridad y locura propuesta! Son ustedes los únicos responsables de las angustias emocionales de hoy, y la pobreza y miseria de nosotros y nuestras familias mañana. Lo que no está dañado, no se trastea! Nuestro sistema de pensiones está solvente”.

El colectivo explicó que la decisión va en contra de los mejores principios de administración pública, puesto que el cierre del Plan de Retiro causaría que el Fideicomiso de Retiro UPR—de donde se paga la pensión de los universitarios—quedaría insolvente en menos de 25 años. Igualmente, la congelación de los beneficios definidos provocaría la quiebra de la UPR y le requeriría deshacerse de sus activos para pagar la nómina anual de los pensionados.

Insistieron en que el Plan de Beneficios Definidos, a través del Fideicomiso de Retiro UPR, está solvente y al presente cuenta con un patrimonio de $1.4 mil millones, totalmente separado de los activos de la UPR. Además, añadieron que el cerrar el Plan de Pensiones vigente es un incumplimiento al contrato que se firmó con la UPR.

“Las determinaciones absurdas e inconcebibles de la JCF y la Junta de Gobierno de la UPR son no solo perjudiciales para los pensionados y el personal activo, sino que atentan contra la salud y calidad de vida de los universitarios y sus familias”, puntualizaron los portavoces.

El Colectivo de Pensionados hizo una exhortación a todos los universitarios a que estén pendientes a las próximas actividades y se integren a la lucha para impedir estos atropellos.

El colectivo está compuesto por la Junta de Retiro de la UPR, la Asociación de Jubilados de la UPR, los Jubilados de la Asociación Puertorriqueña de Profesores Universitarios (Appu), los Pensionados de la Hermandad de Empleados Exentos No Docentes (Heend), la Asociación Profesores Jubilados del Recinto de Humacao, la Asociación de Claustrales Jubilados del Recinto de Mayagüez y los pensionados no afiliados.