Policía
Category: Noticias

La Legislatura Municipal llevó a cabo una vista ocular de emergencia en los tres cementerios del municipio.

cementerio Vega Alta

VEGA ALTA, Puerto Rico - Luego de las graves denuncias públicas hechas por el presidente de la Legislatura Municipal de Vega Alta, Carlos M. Malavé Irizarry, en torno a la exhumación de cadáveres sin los permisos necesarios de las agencias pertinentes, la Comisión Especial de Salud y Bienestar Social de ese cuerpo llegó ayer al Cementerio Padre Ernesto Rivera, al Cementerio del Carmen y al Mausoleo Monseñor Martínez para realizar la vista ocular de emergencia en la que se profundizó en las quejas de los familiares y amigos de varios de los allí sepultados.

En el recorrido que hizo la Comisión, los legisladores pudieron ver lápidas y tarjas de tumbas sacadas o removidas. Asimismo, tumbas en las que se vieron los ataúdes, y trabajos espirituales.

“Los manejos turbios, con la exhumación de los cadáveres en los cementerios municipales del Municipio de Vega Alta no pueden ser trabajados como si nada”, dijo Malavé Irizarry, quien calificó el acto de bochornoso, insensible e irresponsable, y denunció al alcalde, Oscar Santiago Martínez. “Alcalde, y ¿cómo usted le llama a esto? Esto se lo tenía muy calladito. Si no fuera un escándalo, ¿por qué razón no lo admitió hasta que este servidor lo denunció públicamente?” Cuestionó además la renuncia del supervisor de los tres cementerios en Vega Alta, asegurando que conocía lo que estaba sucediendo.

Centro Ahorros

“Esto, sin duda alguna, es una falta de respeto y desilusiona. Esto es un verdadero escándalo ante el pueblo de Puerto Rico. Es un bochorno”, señaló por su parte Gamaliel Cardona Santana, portavoz del Partido Independentista Puertorriqueño (PIP).

Malavé Irizarry recalcó que la Legislatura Municipal radicará denuncias ante el Departamento de Justicia (DJ) y el Cuerpo de Investigaciones Criminales (CIC).

Mientras, aunque estaba citado para la vista ocular de emergencia, Jaime Miranda, director de Obras Públicas municipal, no se presentó. Tampoco se recibió información oficial sobre qué motivó la renuncia de Martín Meléndez al cargo de supervisor de los tres cementerios.

El artículo 128 del Código Penal de Puerto Rico penaliza con pena fija de tres años a quien profane un cadáver o cenizas, y el artículo 129 clasifica como delito menos grave el profanar el lugar donde yacen los muertos.