Policía
Category: Noticias

Hernández Ortiz forma parte de una delegación del Partido Popular Democrático, y su líder Héctor Ferrer, que viaja a la capital federal.

 Alcalde Mensaje Presupuesto

VILLALBA, Puerto Rico - El alcalde de Villalba, Luis Javier Hernández Ortiz, partió ayer hacia la capital federal para "enfrentar otro huracán que amenaza con impactar nuestra ciudad, y sus efectos pueden ser catastróficos". En un mensaje en las redes sociales, Hernández Ortiz hace referencia a la posibilidad de que la aprobación de la reforma tributaria federal ocasione la fuga de empresas, como Medtronic, de la isla.

Si la compañía Medtronic muda sus operaciones de Villalba por causa de la reforma federal, serían muchas las personas que perderían sus empleos y se afectaría la economía de Villalba que se nutre de esta empresa. Se calcula que Medtronic provee empleo para 1,500 personas, además del pago de patente municipal que le da un respiro a la crítica ituación fiscal del gobierno municipal.

Un comunicado de prensa del Municipio de Villalba señala que el alcalde estará reuniéndose con "varios congresistas claves" en la aprobación de la Reforma Contributiva. Añade que también se reunirá con la Comisionada Residente de Puerto Rico en Washington, Jennifer González.

Hernández Ortiz forma parte de una delegación del Partido Popular Democrático, y su líder Héctor Ferrer, que viaja a la capital federal para, según lo reseña El Vocero, "insistir en que la isla sea incluida en la reforma contributiva federal". Ferrer viaja junto a los alcaldes de Isabela, Caguas, Juncos y Villalba.

Villa Coop 

"Este servidor está sumamente preocupado con la posible aprobación de esta Ley Contributiva en el Congreso de los Estados Unidos, porque podría repetirse la historia cuando fue eliminada la recordada sección 936 donde se perdieron miles de empleos y millones de dólares en ingresos a la economía del país", alega el alcalde.

El alcalde de Villalba resaltó en el parte de prensa que ya el gobierno estatal le ha quitado fondos a los municipios, lo que se agravaría de aprobarse la reforma federal "que sería el desastre económico para muchos en el país".

La reforma federal, impulsada por el presidente Donald Trump, busca cobrar un arbitrio sobre los productos importados a los Estados Unidos por empresas americanas que están ubicadas en países extranjeros. Puerto Rico es considerado como foráneo para los efectos de la reforma por lo que las compañías tendrían que pagar el arbitrio sobre los productos que exportan a la nación.