Policía
Category: Noticias

Con una inversión de casi $7 millones, el DE y OMEP le señalaron a AFI que la construcción no contaba con los permisos de construcción requeridos.

Seilhamer Anibal Jose

EL CAPITOLIO - El presidente de la Comisión Conjunta para las Alianzas Público Privadas, Larry Seilhamer, dejó saber en vistas públicas que en abril del 2014, la Oficina de Gerencia y Presupuesto notificó a la Autoridad para el Financiamiento de la Infraestructura (AFI) que los $10,500 millones asignados mediante la Ley de Fondo para el Apoyo Presupuestario (Ley 43-2013) para la fase de conservación de 40 Escuelas del Siglo 21 ya no estaban disponibles. La comisión dirige una investigación sobre los informes de cumplimiento de la Autoridad de Alianzas Público Privadas (AAPP).

Este documento, que está vinculado de forma colateral con las Escuelas del Siglo XXI, dio a conocer que como consecuencia AFI tuviera que cancelar el mantenimiento de estas escuelas por aproximadamente 1 año, incluyendo la Escuela Elemental Federico Degetau 2, en Aibonito.

Esta escuela actualmente será receptora de 21 niños de educación especial como parte de la consolidación de escuelas del Departamento de Educación. No obstante a esto, esta escuela elemental, que fue remodelada por la compañía Omega Engineering, al momento de ser recibida tanto por la representante del Departamento de Educación (DE), Yanira Raíces, como por el director de infraestructura de la Oficina para el Mejoramiento de Escuelas Públicas (OMEP), Efraín Reyes, señalaron serias deficiencias en la construcción del plantel de forma verbal a la AFI.

Seilhamer, quien ya visitó la escuela, añadió que el terreno no está nivelado, hay filtraciones en 6 salones en el edificio A donde se observa que el agua se filtra por las paredes y abanicos; además el techo parece no tener la membrana final porque se pueden observar unas grietas en común en este edificio recién construido. La grieta común en el edificio coincide con los ejes de los abanicos pareciendo un error de construcción. También, el edificio B, el cual será receptor de 21 estudiantes de educación especial como parte de las escuelas que han sido reubicadas, fue uno que se demolió y se volvió a construir nuevamente.

Sin embargo, el director ejecutivo actual de la AFI, Eduardo Rivera Cruz, indicó no tener registro de ninguna reclamación sobre estos hechos, ni conocimiento. Sin embargo, aclaró que el gerente del programa era la firma CPM, la inspección del proyecto era por parte de MRM Engineer and Arquitects y la supervisión del mismo estaba a cargo del consorcio. Asimismo, AFI también hacia una inspección con un ingeniero que contratado con funciones de inspector para supervisar que la parte administrativa se llevara a cabo.

BA VillaCoop April 2017

El problema radica que ya no puede hacerse un reclamo a este contratista en base a la fianza porque ya ha pasado más de un año de haber sido entregado este proyecto e igualmente porque se supo el contratista esta acogido a Ley de Quiebra. Con una inversión de casi $7 millones, el DE y OMEP le señalaron a AFI que la construcción no contaba con los permisos de construcción requeridos, asimismo que tanto salones como pendientes no tienen descargas pluviales y por esto se habían inundado salones y pasillos el mismo día que el edificio fue recibido.

Por su parte, el senador por el Partido Popular, Aníbal José Torres Torres apuntó que en efecto estos hechos demuestran que “no hubo la supervisión efectiva bajo el Gobierno de la pasada administración a esas firmas de contratistas y nadie se va creer en esta vista pública que ni los padres le haya dicho a la administración que llevaban un año y medio así y nadie dijo nada. Fue falta de AFI al contratista o hubo intervención para evitar que se fuera en contra de un contratista. Tiene que haber un documento...esto es escandaloso”, apuntó.

Según la investigación que lleva la Comisión que preside Seilhamer Rodríguez, la ejecución de este programa de las Escuelas del Siglo 21 estuvo a cargo de la Autoridad para el Financiamiento de la Infraestructura (AFI) en virtud de un acuerdo de entendimiento y cooperación interagencial otorgado por el Departamento de Transportación y Obras Públicas, la Autoridad de Edificios Públicos y el Banco Gubernamental de Fomento, la Autoridad para Alianza de Público Privadas y AFI. Este acuerdo fue suscrito el 29 de octubre del 2010. Para sufragar los costos hubo una emisión de bonos de la AEGP de $756 millones.

También, hubo otra fuente de fondos para sufragar la etapa de diseño y construcción de parte de la Autoridad de Alianzas Publico Privadas de aproximadamente $12 millones que fue cargada a la línea de crédito que se le otorgó a esta agencia, la cual administraba el Banco Gubernamental de Fomento. De otro lado, la fase de conservación que era uno de los objetivos de los modelos de Escuelas del Siglo XXI, iba a ser sufragada por dos asignaciones de la Asamblea Legislativa las cuales estaban bajo la custodia de la Oficina de Gerencia y Presupuesto.