Policía

Vida Social

Por Juan “Bertin” Negrón Ocasio

Conexion Bochinche

Juan Negron OcasioHubo increíble conmoción. Alboroto continuo. Sabía nadie cómo ocurrió el jakeo. Ninguno se preocupó hasta que Chano gritó en aquella reunión confusa que el pueblo fue engañado. Todos los cófrades acordaron, sin contar la mayoría de los que por sus razones no participaron en misteriosas conferencias, que posiblemente habría un Wirikitilikeo, o sea, se robarían las elecciones. “¡Se las van a robar!” - gritó a to’a boca. Los concurrentes se paralizaron. Con ojos de caballo muerto todos se horrorizaron. Las mujeres se taparon las bocas con ambas manos como tratándose de un incrédulo bochinche de barrio de mala muerte.

Add a comment
Read more ...

Por Juan “Bertin” Negrón Ocasio

Bertin en Japon

Juan Negron OcasioDespués del enorme cansancio de subir y bajar cuestas pa 'rriba y cuestas pa 'bajo de todos los barrios de Villalba, barrios con falta de caminos, sin brea, llenos de piedras; y de tanto cruzar ríos sin puentes y pasar por valles de día, montañas en la oscuridad, y las trilláh de perros Chin Goh…me cansé de Villalba. Le añadí a la excusa de irme la maldita economía, y el tirijala de la politiquería que me tenía en un patín. ¡No aguanté más! Así que me fui lejos. Cogí la primera lancha que salió de Cataño, pasé por la Isla Nena, crucé el canal de Panamá y llegué a un lugar extraño.

Add a comment
Read more ...

Juan “Bertin” Negrón Ocasio

Los villalbeños llaman Ace a todos los detergentes de lavar ropa.

detergente-ACE

Juan Negron OcasioEn muchas ocasiones, en la calle o en la casa, decimos las cosas como las aprendimos, como las escuchamos, sin importar las tantas veces que el maestro de español nos corrigiera en el salón, que pudo ser una humillación nunca olvidada, menos para los charlatanes, sinfonía de humor que se iría desplazando de boca en boca por todo el pueblo. Para otros, una lección de vida que ayudaría a no cometer tantos errores en la comunicación verbal como mandan las leyes de la expresión virtuosa del castellano. Luego aquellas cátedras de los filántropos maestros las usaríamos para corregir a los súbditos de nuestro vecindario, quizá a nuestros propios padres en la casa. ¡Dios nos libre que lo hagamos en público!

Add a comment
Read more ...

(Cara ‘e Palo)
Por Juan “Bertin” Negrón Ocasio

¡Qué en paz descanses, dámele saludos a San Pedro!

mourning

Juan Negron OcasioEn ocasiones las mayorías de las circunstancias desagradables que nos ocurren en la vida son imprevisibles, inesperadas, y uno se encuentra atollado en camisa de siete varas. Por tal motivo, nadie es dueño de su destino. Pero hay otras que son muy simpáticas y graciosas, otras tristes. Me he encontrado pensando a veces en cosas que haría si me encontrara en cierta situación, o pienso en cosas que posiblemente diría en ciertas situaciones. Creo que podría llamarse anticipar un evento. Buenos ejemplos de anticipar serían, si voy manejando y veo a mil pies de distancia que la luz del semáforo cambió a roja, pues anticipo que más adelante tengo que detenerme, así que, freno la velocidad. Si voy para el mercado me aseguro llevar suficiente dinero para lo que voy a comprar. Anticipar puede evitarnos numerables inconvenientes. ¡Imagínese la cara del cajero o la cajera del supermercado después que ha registrado la compra de veinte mil artículos, y usted no tiene ni dinero ni tarjeta de crédito para pagar! ¡Di’ta sea, diría, mirando el techo buscando lo que no ve!

Add a comment
Read more ...

“El Genuino Villalbeño”
Por Juan “Bertin” Negrón Ocasio

A Don Robert “La Guinea”

Baile de Robert

Juan Negron OcasioLa multitud lo ovacionaba, por mejor decirlo así, los aplausos del público glorificaban su estandarte del más fidedigno de todos los que han pasado por la historia de gente de pueblo, queridos, galardonados en fiestas y algarabía rumbanchera de barrio, de gente humilde; marcaba la alegoría del ritmo genuino villalbeño del sabor a gandul y a café prieto, a pasteles de yuca y dulce de coco, a piraguas de tamarindo, a pomarrosa. ¡Quién no recuerda a Robert “La Guinea” no sabe lo que es Villalba! No conoce el sabor sensual de la pomarrosa. ¡Quién no lo conoció mucho menos! No sabe de Fiestas Patronales ni Fiesta del Gandul, no sabe lo que es el sonido de la salsa viajando sin escrupulosidad por la Barceló o la Scharton o la Figueroa o la Muñoz Rivera, no sabe de los alborotosos sonidos de un radio portátil de 12 baterías D, tan largo como un baúl cargado en los hombros, rompiéndole el tímpano a los transeúntes, alborotando la tranquilidad pasiva del pueblo.

Add a comment
Read more ...

Por Juan “Bertin” Negrón Ocasio

A Carlos Emilio “Apa” Guzmán

vendedor de periodicos

Juan Negron OcasioLos sábados en la mañana, cumplidor de sueños acortados casi por obligación o mejor decirlo por deberes, a las seis en punto, con el despertar del ruido inarmónico de un codorniz madrugador y el cacaraqueo de gallinas, entre ellas una piroca, y los mosquitos aun cuchicheándome por un oído, me despertaba mi adorada abuela. Lavándome con agua fría, sacudía la morra y pensaba en “cómo podré atajar y llegar primero”. Llevaba en el buche un canto ‘e pan con mantequilla y una taza de café prieto más oscuro que la noche. La competencia siempre fue ardua en aquellos tiempos difíciles. La recompensa no parece ser mucha, pero me ganaba un centavo por cada periódico que se vendía a cinco, era un verdadero reto estar entremetido en la esperanza de la prosperidad. ¡Qué montón me han socorrido en la vida esas hazañas! Nadie tenía clientes ni negocios ni garantías. El primero que llegara, como una carrera de caballos, se condecoraba con el premio de la venta. El más ágil en repartir los periódicos y seguir hacia el próximo destino llevaba siempre la delantera y el triunfo. O sea, un chavo prieto por cada periódico.

Add a comment
Read more ...