Policía
Category: Vida Social

Por Juan Negrón Ocasio

te estan velando

En 1949 George Orwell escribió la novela 1984. Nació en 1903 en el Noreste de India. El territorio pertenecía al Reino Unido. Fue maestro, periodista y escritor. Sufrió las injusticias contra obreros en Londres y París. Detestaba los gobiernos totalitarios. Estuvo en el ejército y combatió en la Guerra Civil Española contra el franquismo. Orwell usa 1984 para criticar la opresión política.

No sé si Orwell pensó que un día Estados Unidos tendría un déspota de presidente. Dudo que supiera que en Puerto Rico se usaría el “neolengua y el doble pensar”. Hace 70 años dilucidó en la novela un ambiente de chantaje donde no existía libertad ni privacidad. El doble-pensar era una creencia contradictoria. Por ejemplo, decir mentiras y creer en ellas; retractarse de promesas sin admitir que no puede cumplirlas, y negar realidades obvias.

No puedo entrar en detalles ni hacer comparaciones del doble-pensar con el gobierno de Puerto Rico. Pero en 1984 Orwell describe la neolengua, el idioma de Oceanía, no de PR ni de EU. Era una simplificación del idioma. Borrarles el pensamiento crítico a los ciudadanos; eliminarle el concepto de libertad e intelectualidad. Los intereses políticos definirían los conceptos educativos para no tener resistencia.

Pudiera ser posible que eliminar escuelas sea parte de algún proyecto de control político, y de joder a las comunidades pobres.

Si padece del corazón, de paranoia, esquizofrenia o algún tipo de complejo, nerviosismo o miedo a persecución, no recomiendo lea 1984. Si le fascina la literatura, como a mí, cómprela. Es uno de los libros más vendidos en el mundo. La novela es una profecía futurística. Estamos viviéndola.

No haré un análisis ni una crítica literaria sobre 1984. Porque El Gran Hermano podría leer este artículo y tomarlo como “evidencia” para liquidarme, o encarcelarme, o perseguirme a doquiera que vaya. Quizá ya lo está haciendo. Uno nunca sabe quién persigue a quien, nadie conoce ni nunca ha visto a ése “Big Brother”.

Se acuerda, cuando era joven y sus padres le decían, “¡Respétalo, él es tu hermano mayor!”. Es lo mismo. Pero en aquel tiempo sabía que tenía que andar derechito cuando su hermano le estaba velando. Y usted lo conocía, pero en esta sociedad no sabe quién es El Gran Hermano ni de dónde está mirando.

A diario pasan eventos que no los entendemos y no tienen lógica ni explicación, y los que los explican (como los políticos) enredan más que es mejor ni siquiera pensar. Pero no importa si a usted no le importa lo que suceda a su alrededor, al Gran Hermano sí le importa lo que usted piensa, siente, y hace. Y lo está velando sin que usted lo sepa...

Nisandra home

De acuerdo a Orwell, nadie sabía quién era ni dónde estaba. Nadie nunca lo supo. Pero Winston, el personaje principal, sabía que existía, y sabía que no debía hacer nada contra las normas de Oceanía. Se encontró con Julia y se enamoraron, se veían a escondidas, y hacían el amor a escondidas, y comenzaron a planificar una artimaña para rebelarse contra el sistema, hasta que los descubrieron. Torturaron a Winston de forma tan bestial que acusó a Julia de traidora.

En Oceanía los ciudadanos no podían ocultar emociones, porque El Gran Hermano sabía lo que sentían. Inclusive a dónde estaban, en qué se desenvolvían. Sabía si estaban rezando, qué comían; si estaban haciendo el amor, cómo y con quién (corra la cortina y apague la luz cuando lo haga)...había que caminar derechito. Vigilaban la gente todo el tiempo por pantallas: eran perseguidos, encarcelados, torturados.

En estos días tuve que hacerle un “update” a mi iPhone. Leí las condiciones del Contrato de Apple (nadie que conozco lo hace). Los términos son infinitos, y dentro de las condiciones hay “links” (enlaces) que también son kilométricos y un incontable vocabulario técnico que para entenderlo necesita un diccionario. Estuve medio día leyendo los malditos términos para saber si me podían pescar.

Después de leer la novela 1984, ha sido la vida una especulación continua.

Sin embargo, para que tenga una idea advierto, de acuerdo al contrato, usted cede su privacidad, lo bueno es que ellos se lo dicen: “We file all your personal data and maintain records of it in case...”. Por ahí sigue la superchería. O sea, Apple, Inc. archiva su información personal. Las otras empresas también. (Si no tiene Apple no crea que se salvó.) Las redes sociales, los televisores tienen un “chip” que detectan si usted está viendo algún programa particular. Los programas de TV y radio dependen de la audiencia. ¿Cómo los administradores saben si los programas tienen audiencia? Por la sintonía.

¡Cuidado! Los bancos, las cooperativas, las tiendas en los “Moles”, las iglesias, los edificios gubernamentales, las oficinas de doctores, abogados, farmacias, supermercados, y casas privadas tienen cámaras, cuarteles y carros de policía. ¿Para qué?

“No te paniquees, pero te están velando. Todas las redes sociales saben quién tú eres. Hay cámaras donde quiera. No puedes esconderte.”

Las redes sociales saben quién eres. Tienen tu identidad Facebook, Twitter, Instagram. Le diste una foto. Trata de no desobedecer leyes. Porque en hospitales, en las carreteras, autopistas, aeropuertos y puertos, en los cruceros, aviones, autobuses y en las escuelas también tienen cámaras escondidas. Maneja con cuidado. Págale a Tío Sam. Tienen tu numerito de seguro social.

Si usted usa la computadora ¡ojo! E.G.M., puede verlo, y saber lo que usted está haciendo. Si esto no es posible, por qué recibe emails publicitarios o de gente que no conoce (por las cookies); por qué usted recibe llamadas de quienes no dio su número. ¿Cuántas llamadas ha recibido de gente que pregunta por alguien que usted no conoce? Luego dicen, “Sorry, I dialed the wrong number.” (Lo siento marqué el número equivocado.)

No es coincidencia. Cuelgue, no dé información. Mire a ver si hay un carro negro con cristales oscuros afuera...

Ayer arrestaron a Edward Snowden. Está preso en una celda en Londres después de 7 años de asilo. El gobierno de Ecuador entregó al fundador de WikiLeaks. (Nos atajan, hay chantajistas donde quiera.) Snowden publicó secretos de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA) de Estados Unidos en 2013. Eran documentos clasificados. No se paniquee, pero los programas PRISM y XKeyscore de NSA, de acuerdo a Snowden, espiaban a estadounidenses...que se comunicaban por correos electrónicos, chats, videos. NSA los vigilaba por el IP de las computadoras y los perfiles en redes sociales. Los periódicos saben quién es usted por el IP de su CPU.

La situación es que “alguien” está velando. Si una persona que usted conoce viola las leyes del establecimiento político, usted tiene que testificar contra la persona. El Gran Hermano buscará la manera que usted cambie, y sea parte de la “rehabilitación social” que impone. Puede hacerlo de forma psicológica o física.

El Hermano Mayor sabrá cómo...igual que en la novela de Orwell. Recuerde que hay quien buscaría formas para identificarlo como ‘persona no grata’ para arrestarlo y condenarlo. Pero lo harán democráticamente usando “vías jurídicas legales” del Estado.

No te paniquees, pero...te están velando.