Policía
Category: Vida Social

Por: Profesor Carlos A. Marrero

Y, si el pasado viene a tocar tus puertas, dile que ya tienes un nuevo amor; el futuro prometedor que te espera.

looking back

Photo by mentatdgt from Pexels

Carlos MarreroDESDE MI ESCRITORIO: Es común escuchar a gente hablando del pasado de los demás. Más aún, cuando pueden ver a alguien triunfar, ser exitoso o simplemente, ser feliz en la actualidad. Es ahí cuando comienzan a verbalizar aquello que las personas no hicieron “correcto”, según su forma de creer. Algunos toman hasta el látigo de la justicia y despotrican sin piedad. Debo destacar, que nunca he entendido esa mala acción por parte de mi raza y tan pronto ocurre frente a mí, los detengo y les hablo de lo que les mencionaré a continuación.

Todos tenemos un pasado que debemos verlo como parte de nuestra historia. La historia de la vida de un ser humano se basa en un recuento de hechos, vivencias, instantes alegres, tristes, sorpresivos, nacimientos, muertes, aciertos, desaciertos, buena y mala toma de decisiones, entre otros. Es una oportunidad que nos da el Creador para ir afinando y tallando cada parte de nuestro ser interior y exterior, con el fin de ser mejor en el ahora. El pasado es importante para mirar atrás y decirnos: ¡Cuánto hemos alcanzado! ¡Hoy soy mejor que ayer! Es entonces, que cuando llevo este mensaje a la gente que disfruta buscar solo lo negativo del pasado del alguien, guardan silencio o cambian el tema. ¿Sabes por qué? Porque todos tenemos una historia, pero como dice la canción “ya lo pasado es pasado”. Ahora, ¿tú has hecho las “pases” con tu pasado? Es una invitación que te hago en estos primeros días del 2019.

Rotulos Flow Art 2

Cuando haces las “pases” con tu historia del ayer, te sientes liberado. Te sugiero que le hables al mismo cuando quiera ocupar a tu mente. Dile que ya no tiene vida para ti pero que le agradeces porque hoy has subido de nivel, gracias a él. Que por nada del mundo él determinará tus días venideros, todo lo contrario, los mejores días de tu vida, están por llegar. Si alguien se atreve a juzgarte o simplemente a mencionar algo “no bueno de tu pasado”, míralo con amor a los ojos y dile: “No me ofendes, no me molestas, porque eso que mencionas, no tiene vida, hace tiempo que lo enterré. Atrévete a mirarme en el “hoy” y si te molesta mi luz, te invito a salir de tus tinieblas y a ser feliz, para que brilles como yo”.

En fin, es un buen momento para que sueltes las cadenas del pasado. La vida es corta, hermosa e intensa. Disfruta de la gracia del Creador de tener un nuevo día y de empezar cada mañana con sus misericordias renovadas. Y, si el pasado viene a tocar tus puertas, dile que ya tienes un nuevo amor; el futuro prometedor que te espera.