Policía
Category: Vida Social

Dr. Rigoberto Rodríguez Roche
Director Ejecutivo
Fundación Walter McK Jones

walter mck jones

Rigo RodriguezDurante décadas, expertos multidisciplinarios han reconocido la necesidad de la acción concertada entre el gobierno y la ciudadanía para resolver los graves problemas que nos aquejan como pueblo. La ciudadanía ha comprendido dicha necesidad. El gobierno no tanto.

Los infructuosos esfuerzos de un grupo de ciudadanos villalbeños interesados en el antiguo plantel Walter McK Jones es ejemplo de ello. McK Jones fue una importante figura política de la primera mitad del Siglo XX. Empresario, político, filántropo. Fue el primer alcalde de Villalba. También su primer juez, tesorero y director escolar. Fue el segundo norteamericano en ser electo a la Cámara de Representantes y el representante permanente del Partido Liberal en la capital federal. A principios de la década de 1920, donó tierras y fondos para construir una escuela en la vecindad de Villalba. Tras 92 años de servicio educativo, esta escuela fue cerrada hace más de seis meses como parte de la reorganización del Departamento de Educación.

Desde entonces, el gobierno ha ignorado el llamado a proteger la estructura más emblemática de los villalbeños y villalbeñas. Ni siquiera han concedido permiso para que la ciudadanía, organizada a través de la Fundación Walter McK Jones, acceda a los predios para ofrecer trabajo voluntario de mantenimiento.

Total Gas

La propuesta ciudadana es simple: que el gobierno le permita establecer en el antiguo plantel un museo, archivo histórico, salas de exposición de arte y un centro de educación comunitaria. La propuesta ha sido presentada en La Fortaleza, así como a diversos líderes legislativos, sin que haya sido considerada.

Próxima a cumplir su centenario, la icónica estructura corre el riesgo de deteriorarse a raíz del abandono. La ciudadanía ha presentado su propuesta para proteger el legado histórico y fomentar un proyecto basado en el conocimiento, la cultura y la educación. Conocimiento, cultura y educación: pilares para la edificación de una sociedad saludable. ¿Cree realmente el gobierno en las alianzas con la comunidad para resolver nuestros problemas como pueblo? El ejemplo de la escuela McK Jones parece decir que no.

Desde aquí, hago un llamado urgente a ciudadanos y ciudadanas, independientemente de ideologías, credo o asociación, para unirnos en una sola voz y reclamar del gobierno de Puerto Rico la devolución de nuestra más importante y emblemática estructura. El número telefónico de la Fortaleza es 787-721-7000. El número telefónico del Senado es 787-724-2030. El número telefónico de la Cámara de Representantes es 787-721-6040. Tómate cinco minutos y llama para reclamar acción. Actúa ahora, para que no tengamos que lamentar la pérdida de un lugar que nos hermana a todos.