Policía
Category: Vida Social

Por Juan “Bertin” Negrón Ocasio

Puente La Vega

Juan Bertin Negron OcasioMe llamó Santos ”Salaito” Sosa Soltero amigo y vecino de la Urbanización La Vega en Villalba el domingo a las 6 de la mañana cuando en ese momento yo me encontraba soñando con los angelitos. Me percaté nervioso por las 60 temblequeras del celular, lo saqué asfixiao’ de debajo del mattress, allí lo pongo antes de acostarme por la noche. Eran llamadas perdidas del Hospital San Lucas, de acuerdo al rastreo que hice en gugol a las 6:02.

Me pasa por la mente todavía con sueño llamar pensando que un familiar tuvo un malentendido con la salud o un encuentro inesperado con uno de los barrancos de las calles de Villalba.

-Jalou!

-¡Buenos días! ¿Cómo le podemos ayudar?

-Mire, jovencita...

-Ay, gracias...

-Me llamó mi amigo Salaito de este número y...

-¿Sabe la extensión?

-¿De quién?

-De Salaito.

-No.

-Entonces, cómo lo puedo conseguir.

Total Gas

-No lo sé porque desconozco el sistema y el proceso de encontrar a alguien en donde no trabajo...

-Okey ya. Deme el nombre completo del Señor Salado.

-Él no se llama Salado, y en Villalba a la gente se le conoce por apodos, yo toda la vida lo he conocido como Salaito. Yo estoy en EU, qué quiere que vaya al Registro Bautismal y busque el nombre.

-Espere, señor, espere unos segundos...

Pasaron millones de segundos y lo único que escuchaba era la cancioncita esa de “London Bridge is falling down, falling down, falling down...my fair lady...”.

Me cansé de esperar y de la musiquita y enganché.

A las 8:02, dando vueltas con la sabana tratando de agarrar el sueño otra vez tiembla el celular como un terremoto. Lo agarro y veo que es el mismo número del hospital.

-Jalou. -Digo desde el lao acá del charco.

-Hola, soy yo. -Dijo el que estaba al otro lao’.

-Oye me tienes preocupao’. Llevo toa’ la mañana tratando de conseguirte, qué pasó.

-Me reventé cruzando unas tablitas que pusieron en el puente de La Vega para que la gente cruce, y caí de cabeza en las lajas del Rio Jacaguas. ¡Ay, ay me duele hasta la lengua!

-Oquey, oquey, suave, como decía Juan de Dios. ¿Qué tú quieres que yo haga, que busque la piedra en qué caíste o que vaya a arreglar las tablitas?

-¡Krá! Ninguna. Quería saber si podías mandarle chavoh al alcalde pa que arregle el maldito puente, que ahora hay que dar la vuelta por Orocovis pa’ llegar al Pino, o subir por las rutas 150, 5520, la 5553, coger la 553, llegar a Caonilla Arriba, dar la vuelta por Cubones, salir por el Limón donde vivía Makñons, y bajar por la 151.

-Chaachou, yo estoy mah pelao que la bola 8 de billar.

-Pero, ¿tú no te pegaste con $850 millones?

-Eso fue un sueño de un villalbeño, Salaito. Además en el sueño “le aflojé (al alcalde) $5 millones para construir el puente de La Vega que despedazó el huracán María, y arreglara los precipicios de las carreteras”. ¿Qué hizo el dinero?

-¡Ay, mamá! En Villalba to’ el pueblo está esperando que tú llegues pa cogerte fiao! Porque nadie sabe aónde están los chavoh que mandó Tramposito.

-Bueno, a los que le di dinero en el sueño no pueden pedil máh...

De momento se corta la llamada.

-Jalou, jalou...Salaito, ¿Te morihte?

Desesperado marco el número y sale una vocecita... “Lo sentimos el número que llamó no está en servicio, intente más tarde, si quiere, bai”.

Agarré la sabana la embollé como un guanimo y me quedé dormido abrazado dentro su tierno corpiño...

Eran más o menos las 11 antes del mediodía. Llegué y me estaban esperando en el salón de conferencias. Había sido el mejor candidato para villalba. Sólo había una silla vacía de ejecutivo. Las otras estaban ocupadas por gente linda de mi pueblo y los dignatarios (Pellín, Pancho Piquiña, Palomo, Marcola, Beto, Pirile, Cuca) sonriendo y todos aplaudieron a to’ jender cuando entro.

-“Saludos y buen día a todos”. -Dije.

-“Buen día”. -Tronaron a coro.

La breve introducción del Estado de la Unión del Municipio Soberano de Villalba la dictó Güisín, Presidente del Concejo Municipal.

“Que conste, de acuerdo a la Ley número 1917, estipulamos la Asamblea Autónoma de Villalba lo siguiente:

“Que nos consta...que...

“Hoy, 1 de enero de 2024, Bertin, Honorable Alcalde de Villalba, se dirigirá vía satélite, eskaip, feisbuk, tuitel, instagramo, todas las radioemisoras y tele-cadenas del mundo, sobre el Estado de la Unión de los 7 Condados de Villalba, y especialmente la situación del Puente del Sector de La Vega donde uno de sus puentes principales se desmoronó en 2017...y ningún alcalde nunca lo construyó.”

-“Aquí tenemos una situación (dije) de negligencia irreparable por más de 7 años. Por esas tablitas que pusieron allí se jecocotó uno de los hijos predilectoh de este pueblo: Santos “Salaito” Sosa Soltero. Algunos le llamaban El Hombre S.

“Este puente será construido a costa de la demanda ‘Nacional Villalbeña’ que sometí hace tres días y ganamos en la Corte Suprema, brincando por encima del Gobierno, la Legislatura y el sistema injusto de PR, (aplausos y gritería sin pausa).

“Mañana comienza la construcción... (Se escucharon muchos aplausos incontrolables.), los ingenieros, contratistas, albañiles, plomeros y electricistas son todos villalbeños (griterías, aplausos y wú, wú, wú, wú...).

“Ha sido una negligencia sin precedentes no construir este puente tan necesitado por la población. Se cerraron escuelas, el hospital, los comercios, y faltó poco para que vendieran la Plaza Pública. Los que viven en el lao’ allá del puente tienen que darle la vuelta al mundo pa’ llegar al lao’ acá, igual los que quieren llegar al lao allá desde el lao’ acá... ¡De boket estops jiar! (Se escuchó el silencio.) Quiero decir, ¡se acabó el abuso! (Se estremeció el salón con aplausos y griterías y más wú, wús).

-¡Qué viva Bertin! ¡Qué viva Bertin! ¡Bertin! ¡Bertin! ¡Bertin!

-“Soy villalbeño de pura cepa (grité a toa’ boca), y seré alcalde sin paga hasta el final y serviré a este pueblo con dignidad, vergüenza, y lucharé junto a ustedes sin receso por nuestros derechos y todos los servicios sociales que nos concede la Ley... (Se levantaron y aplaudieron, gritaron...).

Estaba sudao’ y congelao’. Me despierto por los estrujones que me daban mis hijos y mi mujer... “y si es necesario haremos una revolución...”

En ese momento sentí un bofetón en la cara...

-¡Ay! ¡Ay! ¡Ay! ¿Qué pasó? -Grité cuando sentí el cantazo en el cachete.

-Llevamos media hora echándote agua fría, remeneándote, y no despertabas, estabas ahí gritando un discurso político como si fueras el Alcalde de Villalba (me insultó mi mujer). Y, levántate que el alcalde va a dar una conferencia de prensa después que escribiste aquel artículo que formó la tangana en el pueblo...