Policía

Opinión

Category: Opinión

Por Juan “Bertin” Negrón Ocasio

Donald-Trump

Juan Negron OcasioOPINIÓN - Donald Trump comenzó con sus charlatanerías, entreteniendo a los televidentes en los debates de las primarias, destruyó a 17 políticos, los insultó uno a uno y terminó siendo el cuadragésimo quinto presidente de Estados Unidos en contra de todas las predicciones y destituyendo a quien debía ser la primera mujer presidenta. Habría que esperar incontables años antes que aparezca otra con gallardía. No será en los próximos 25 años. Los televidentes o digitaleros veían en los resultados electorales cómo el supuesto charlatán tomó la delantera, se fue al frente desde el pisa y corre; y pensaron mucho desde sus hogares que se fatigaría, como esos atletas que salen al frente a todo dar, pero no fue así y mostró enorme resistencia y se llevó el triunfo. Las reacciones son mixtas dentro de las preocupaciones por lo que expresó durante toda la trayectoria de su campaña. Pero nada inusual pasará sólo que los ricos serán más ricos, la clase media en el limbo, y los pobres de mal en peor.

Se podrían conjeturar numerosas situaciones y condiciones para determinar qué fue lo que realmente hizo que Donald Trump, con sus groserías, insultos, mentiras y demás calamidades “convenciera” a la mayoría de los votantes para que lo eligiera Presidente de los Estados Unidos. En realidad Hillary Clinton llevaba las desventajas para llegar a la Casa Blanca. La irónica frase que “si no hizo nada en 30 años que se puede esperar”, “no tenía energía” refiriéndose a su salud, y “débil con la infructuosa guerra en contra de ISIS”. Hubo numerosos insultos y artimañas adicionales que le tiraron. Añadiéndole el racismo norteamericano que despertó Trump. Sin embargo, debe notarse que las dos consecutivas elecciones de Barack Obama tenían un peso electoral antagónico. Los que poco recuerdan deben reconocer que la mayoría de los senadores eran republicanos. Este hecho impedía que Obama pudiera ejercer sus propuestas con éxito. En el 2008 cuando cayó la banca, el Congreso aprobó las propuestas porque si no lo hacían los intereses capitalistas de USA llevarían al país a la quiebra total. Una vez Obama levantó la economía pésima que heredó de George Bush (republicano) entonces el Congreso ya no le permitió hacer mucho por la clase media ni mucho menos por la clase baja.

BA Rotulos-Flow-Art-DesignOtro aspecto de las elecciones es que los que realmente hicieron un desastre del Medio Oriente fueron los republicanos bajo el mando de Bush (2000-2008). Invadió a Iraq en marzo, 2003 con el pretexto de que tenía armas nucleares. Después del derrocamiento de Saddam Hussein irrumpió ‘al-Queida’ una organización multinacional militante Sunní Islámica fundada por Bin Ladin en 1988. Luego, emerge ISIS como producto del asesinato de Osama Bin Ladin. Todo este embrollo guerrista en realidad lo crearon los republicanos y mantuvieron cientos de tropas a la deriva. Lo que no recuerdan los norteamericanos es la causa de la falla en el mejoramiento social y económico del país. La memoria colectiva es corta y aparentemente Hillary Clinton pagó por los esos acontecimientos que continuamente le achacaban. Después del desprestigio ejecutado por Trump, tomaron como batón electivo los “emails de Hillary” y los exprimieron tanto que el electorado creyó que realmente ella era una amenaza para la seguridad nacional. Mientras tanto ese mismo electorado se iba olvidando de las trampas de Trump y fueron creyendo sus mentiras. Acusaba a Hillary Clinton de todo el desastre que habían creado los republicanos utilizando con gran astucia la psicología inversa. Por otro lado, la mayoría de los políticos republicanos, los verdaderos culpables del desastre, mantuvieron silencio para no perder sus puestos, y acobardados por los incesantes ataques perturbadores de Trump.

El tiro de gracia lo ejecutó el director del FBI James Comey (partidario republicano). A 11 días para abrir los colegios electorales envía una carta al Congreso de que habían “encontrado unos emails de Hillary Clinton” en la CPU de Anthony Wiener (exrepresentante corrupto de Nueva York) quien enfrenta cargos criminales por “sexting”. El FBI tenía en su poder el laptop de Wiener. Su x-esposa era ayudante de Hillary Clinton, y aparentemente usó la misma computadora para enviarle “algún” email a Hillary Clinton. El director del FBI deliberadamente utilizó también la difamación en contra de la candidata demócrata publicando la carta que le había enviado al Congreso acerca de su “investigación”.

Algunos días antes de publicarse la carta del Director del FBI, Hillary Clinton le llevaba gran ventaja en las encuestas a Trump.

¿Puede ser posible todo esto?, que Donald Trump utilizó efectivamente la difamación para confundir al electorado, y que tergiversó los hechos y los usó a su favor. ¡Claro que sí! La Fiscal General Federal, Loretta Lynch y la Diputada Fiscal General, Sally Yates le advirtieron James Comey, Director del FBI que “notificar al Congreso sobre alguna investigación…era contrario a las pólizas y procedimientos del Departamento de Justicia” durante las elecciones. El director rechazó las recomendaciones y envió la carta. Peor, y no es todo, días antes de que Comey, enviara la carta, Rudy Giuliani (Consejero Legal de Trump), en Fox News admitió que él sabía acerca de la “investigación del FBI”, y que la agencia le había filtrado información a la campaña de Donald Trump…