Policía

Opinión

Category: Opinión

Por Juan Negrón Ocasio

Habrá que esperar hasta después de las elecciones en noviembre para saber si Trump se ‘escocota.

Donald Trump cuerda floja

(Foto Twitter)

Juan Bertin Negron OcasioOPINIÓN - El Presidente de Estados Unidos, Donald Trump, está guindando en la cuerda floja de la justicia. Existe la posibilidad que le espere la sentencia de la destitución. Puede que sea el primero, si no renuncia. Las pruebas están al alcance de Robert Mueller, el Fiscal Especial que ha investigado la colusión rusa en las elecciones presidenciales de 2016. Pero Trump podría ser exonerado por Michael Richard Pence, el Vice Presidente, quien tomaría las riendas de mandato de surgir tal descalabro político.

En mi barrio dicen, “cuando el río suena es porque agua trae”. Esos proverbios tienen importancia en creencias reales de la moral social de un pueblo. Actualmente los poderosos tergiversan la verdad y mienten, en específico gran parte de los políticos. No sólo mienten, sino que la corrupción política fastidia social y económicamente al pueblo. Significa el agua del río que hay algo de cierto cuando se escucha alguna alegación.

Cuando George Walker Bush (Presidente Republicano) mintió a los norteamericanos cuando invadieron a Iraq (2001), tiempo después se descubrió la verdad. Se sabe hoy que Bill Clinton, (Presidente Demócrata), tuvo un romance y relaciones sexuales en la Casa Blanca con Mónica Lewinsky (1998). Ambos, Bush y Clinton, en épocas distintas, se vieron obligados desenmarañar sus actos.

Funeraria Rodriguez

Estos dos casos de la Casa Blanca tienen una relación directa en tergiversar los hechos con la mentira y la presente presidencia. De acuerdo a múltiples versiones noticiosas, el Presidente Donald Trump miente continuamente y el número de mentiras es monumental.

Richard Nixon, Presidente de EE.UU., mintió y extorsionó a personal de la Casa Blanca y del Departamento de Justicia, despidió personas de su gabinete, otros renunciaron para no verse envueltos en lo que acabaría en la dimisión de Nixon. Pasó a ser el escándalo político nacional del siglo. Fue exonerado de cargos criminales por su suplente Gerard Ford, el Vice Presidente. Este pagó el precio del perdón a Nixon perdiendo las elecciones de 1976 frente a Jimmy Carter. Ford fue arduamente criticado por la opinión pública y el rotativo ‘The Washington Post’.

Si Trump es sentenciado, entonces Pence tendría que pensar bien si lo exonera, si desea postularse para la presidencia.

El pasado martes, 21 de agosto, Paul Manafort, exDirector de Campaña de Trump, fue encontrado culpable en 8 delitos de 18 cargos criminales en una Corte Federal de Virginia. Las acusaciones están conectadas a evasión de impuestos y mentir en solicitudes de préstamos bancarios. Se mencionó en el juicio a Jared Kushner, yerno de Trump. Kushner ha tenido inconveniencias financieras en New Jersey.

La probabilidad es que Donald Trump indulte a Manafort, posiblemente finalizando su mandato en 2020, si permanece hasta el 2019.

Ése mismo día, Michael D. Cohen, exabogado de Trump, se declara culpable en Manhattan y lía al presidente. Cohen declaró que violó la ley de “financiamiento de campaña”. Declaró que él y “el candidato a la presidencia” hicieron arreglos para pagarle $130,000 a Karen McDougal y $150,000 a Stormy Daniels para que mantuvieran secretas las relaciones íntimas que tuvieron con Trump. Indudablemente, de ser hoy Donald Trump un ciudadano común estuviese tras las rejas. En abril, 2018 el FBI allanó su oficina y confiscaron documentos que lo implicaban en “asuntos ilegales”. Cohen trituró cantidades de papeles, pero el FBI montó el rompecabezas y los usaron en el juicio.

Es mi entender que Trump ajetrea en la cuerda floja, y está arreguindao’ por los favores financieros que le ha concedido a los multimillonarios norteamericanos, y los senadores republicanos en el Congreso.

A fin de cuentas, quizá no durante su incumbencia como presidente, recibirá castigo judicial alguno, pero al igual que aquéllos que mintieron, y fueron juzgados por la historia, tocará a su puerta un día la justicia.

La cuerda hoy está bien ajustada por los senadores republicanos. Habrá que esperar hasta después de las elecciones en noviembre para saber si Trump se ‘escocota. Esperemos.