Policía

Historias de Villalba

Category: Historias de Villalba

Por Félix Matos Bernier
Notas de Juan "Bertin" Negrón Ocasio

old Villalba

HISTORIAS DE VILLALBA - Esta poesía es posiblemente la primera escrita y dedicada al pueblo de Villalba. En abril de 1895 el poeta coameño Félix Matos Bernier le dedicó esta poesía a la Srta. Ángela Figueroa, hija de Don José Ramón Figueroa. La poesía fue tomada del documento Villalba: Notas para su Historia (Estampas de Villalba Ayer y Hoy) del Lcdo. Jorge de la Cruz Figueroa.

En el documento me parece que hay algunos "errores" involuntarios en la mecanografía. No me tomé el riesgo de arreglarlos. La poesía está escrita tal como la encontré. Pero algunos errores pudieran ser, por ejemplo, al comienzo de los versos se usaron letras mayúsculas. En el tiempo en que se escribió el documento de de la Cruz Figueroa era aceptable por el escaso recurso de la mecanografía; además del trabajo que causaba editar, corregir o cambiar letras o insertar acentos. En muchos casos en esos tiempos se omitían acentos en las mayúsculas, hoy el no acentuar mayúsculas (ejemplo: África, Ángel) es inaceptable.

Aclarado este punto, sugiero con todo respeto, si no se ha hecho ya, que se utilice esta poesía en las clases de español, historia y estudios sociales en todas las escuelas de Villalba; y si no se ha hecho todavía, por la importancia de dicha obra literaria y por su contenido certero, "A la aldea de Villalba" debe registrarse como la poesía municipal.

Hoy levantas tu cabeza
Y, tal vez, serás mañana
Una población ufana.
De sus galas y riquezas
Hoy a despertar empieza
de tu porvenir el alba
Y ya el trabajo te salva
del desdén y censura...
¡Salve; nuncio tu hermosura,
Recién nacida Villalba!

En el marco de la loma
de la montaña serrera
No eres ya salvaje fiera
Que por antro el mundo toma
Pareces nívea paloma
Cuando se te vé a distancia:
Aun no tiene la arrogancia
Del pueblo audaz y valiente...
¡Eres jardín floreciente
Que empieza a brindar fragancia...!

Mañana si la labor
fructífera de tu suelo
Rinde premio a los desvelos
de quien tu historia formó
Y surges, llena de esplendor
Villalba, como tierra fuerte,
Tienes que ir a ofrecerle
A José Ramón Figueroa
Toda la gloria y la loa
que te brindó a tí la suerte.

No desmayes: la sombría
Lucha no te haga cejar,
Que es glorioso al empezar
ser motivo de combate:
¡Se aniquila el que se abate,
Nunca el que sabe luchar!

 

BA Centro de Inspeccin El Pino